Fracasa el precio precioso de la tortilla


Las organizaciones de tortilleros no aceptan el costo impuesto por la administración estatal


Efraín Núñez Calderón

 

Pese a que el Gobierno del estado anunció con bombos y platillos el convenio para la regularización del precio de la tortilla en ocho pesos con 20 centavos, el acuerdo no funciona. Las organizaciones de tortilleros reconocieron que no todos sus agremiados están dispuestos a reducir sus ganancias, producto de esta medida. Por su parte, Alberto Jiménez Merino, secretario de Desarrollo Rural, señaló que la disposición sólo corresponde a 500 tortillerías ubicadas en la capital del estado; sin embargo, reconoció que no se toma en cuenta el resto del estado, donde hay cerca de seis mil tortillerías.


Bonifacio Ladino, tesorero de la Cámara de la Industria de la Masa y la Tortilla de Puebla y Tlaxcala, reveló que de los 350 miembros de su organización, sólo 200 aceptan reducir el precio de la tortilla fijado por la federación.


En entrevista para Cambio, se quejó de que, a pesar de la apertura de los tortilleros, el Gobierno del estado no cumpla con su parte en los acuerdos, que implican gestiones en la regulación del precio del gas, la luz eléctrica y una rebaja en el costo del agua potable.


En su opinión, las principales problemáticas para los tortilleros es la reducción de su ganancia, así como la dificultad que implica el cambio al momento de cobrar por el kilo de tortillas: “Algunos agremiados dicen que si se tienen a la mano los centavos se dan, sino lo tengo a la mano te doy una o dos tortillas. Algunos compañeros cambiaron en el banco, pero hay otros que dicen ‛no tengo y se acabó’. Aunque el precio ya se comenzó a manejar en la capital, no hemos obtenido todavía ningún beneficio de los acordados con el Gobierno”, apuntó.  


No obstante, indicó que continúan en su postura de dar un precio más bajo con relación al nacional, para ayudar al consumidor. Apuntó que no se han sumado a la medida quienes se abastecieron del maíz suficiente para afrontar la escasez:


“Sienten feo dar a ocho pesos con 20 centavos. Por otro lado, hay quienes no están respetando el acuerdo en función de la dificultad de dar cambio. Pedimos al Gobierno que comprenda que nuestra posición no es fácil, porque tenemos que defender a nuestros agremiados”.

 

“Sólo si es necesario el acuerdo, se aplicará al interior del estado”


En tanto, Alberto Jiménez Merino indicó que el convenio para el ajuste del precio de la tortilla sólo aplica en 500 tortillerías ubicadas en la capital, que corresponden a seis organizaciones. Sin embargo, manifestó que la medida sólo se aplicará al interior del estado en caso necesario:


“Donde teníamos más problema era en la ciudad. No ha sido necesario en el interior del estado. Hasta el momento no tenemos previsto realizarlo al interior, pero de ser necesario le vamos a entrar”. Asimismo, tras destacar que se trata de un acuerdo de voluntades, manifestó que el Gobierno no es la instancia pertinente para cuidar que se respete el precio de ocho pesos con 20 centavos.

 

Respecto a la molestia de organizaciones como la Cámara de la Industria de la Masa y la Tortilla de Puebla y Tlaxcala, en torno al incumplimiento del Gobierno con los tortilleros, el funcionario estatal dijo respetar todas las opiniones, y subrayó que la administración marinista hará su parte para gestionar ante las autoridades pertinentes una reducción en el precio de la luz. Pero recordó que el precio del gas no es regulado por el Gobierno estatal: “Éste es un acuerdo de voluntades. Nosotros nos encargaremos de entregar el maíz en buen precio en beneficio de los tortilleros”, apunto

 


 
 
Todos los Columnistas