CEDH protege a Marín y a su familia


Selene Ríos Andraca

 

/ La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Puebla (CEDH), a cargo de José Manuel Cándido Flores Mendoza, tiene la consigna de proteger al gobernador Mario Marín Torres y al resto de su familia, por lo que no actuará contra Roberto Marín debido a la agresión al periodista Mario Martell Contreras por parte de su equipo de seguridad, acusó María de los Ángeles Gómez, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso local. Asimismo, sustentó su dicho en la crítica que emitieron 20 Organizaciones No Gubernamentales (ONG) a través de una misiva.   


A inicios de este año, 20 ONG de corte nacional e internacional exigieron al Congreso local evaluar la gestión de Flores Mendoza, pues “la estrecha relación con Mario Marín Torres deja dudas de supeditación del ombudsman poblano al poder Ejecutivo del Estado; la actuación del titular ante diversas denuncias han sido factores que han influido en la pérdida de confianza ciudadana a la Comisión Estatal de Derechos Humanos”. (Ver anexo 1 y 2) 


La carta enviada a la diputada panista critica la gestión de Flores Mendoza, quien ha demostrado “desinterés” para atender la flagrante violación de derechos humanos a la periodista Lydia Cacho Ribeiro y al defensor Martín Barrios, así como su indeferencia ante los agravios a cuatro mujeres originarias del municipio de Atempan y los despidos injustificados al interior del organismo.


Una de las preocupaciones de las organizaciones defensoras de los derechos humanos es que la Comisión no investiga las violaciones y las torturas a los presos por parte de la Procuraduría General de Justicia —a cargo de Blanca Laura Villeda Martínez— y la Policía Judicial —encabezada por Hugo Isaac Arzola—, ya que los titulares tienen “una responsabilidad innegable”.


El documento cuestiona que la Comisión Estatal sólo cuenta con diez visitadores para atender los 217 municipios del estado: “Sobre todo las comunidades indígenas, sectores más vulnerables en lo que se refiere a la protección de sus derechos humanos”. No obstante, el propio titular de la institución declaró públicamente al principio de su gestión: “No saber nada sobre derechos humanos”.   


Las organizaciones ponen en duda el hecho de que ley de la Comisión Estatal de Derechos Humanos —artículo 7, fracción III— establece que el titular de ésta debe “poseer título de licenciatura, con experiencia mínima en el ejercicio de la profesión de cinco años y conocimientos acreditables en materia de derechos humanos”. Aunque, continúa el documento, el propio titular de la institución declaró al principio de su gestión no saber nada sobre derechos humanos.


El pronunciamiento está firmado por: Academia Mexicana de Derechos Humanos, Cátedra Unesco de Derechos Humanos México, Red de Profesores e Investigadores en Derechos Humanos, Alianza Cívica, Asociación Mundial de Radios Comunitarias de México, Asociación Sinaloense de Universitarias, Asterisco, Ce-Acatl, Centro de Apoyo al Trabajador, Iniciativas Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (Cepad), Centro Interdisciplinario de Asesoría y Difusión de los Derechos Humanos, Comunicación Comunitaria, Frente Auténtico del Trabajo, Pastoral de los Derechos Humanos en la V Vicaria, Red Juvenil AIEP, Seminario de Derechos Emergentes e Innovación Tecnológica de la Esime del IPN, Tonali y Grupo de Autogestión Colectiva.


Para entender el marinismo del ombudsman es preciso recordar cómo el 6 de septiembre de 2004 en El Sol de Puebla apareció un desplegado de apoyo a la candidatura de Mario Marín, firmado por el defensor, por Héctor Reyes Pacheco y Aída Guevara Guevara, ambos empleados del organismo y personal a su cargo.  
El desplegado en el diario, y retomado la semana pasada por La Jornada de Oriente —en una nota de Josué Mota Corro—, reza: “Los abogados de la generación 73-77 de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla felicitan al licenciado Mario Marín Torres, por el inicio de su campaña como candidato del PRI a la gubernatura del Estado de Puebla, seguros de que obtendrá, con el con el apoyo del voto popular, un triunfo contundente el próximo 14 de noviembre”.


Continúa “Conociendo su trayectoria de honestidad y de entrega a favor de los grupos marginados, como lo planteó desde su tesis profesional para obtener el título de abogado, notario y actuario, estamos seguros que de ser favorecidos con el voto ciudadano congruente con su ideal, hará realidad su compromiso contraído con la sociedad”.


La legisladora María de los Ángeles Gómez informó que la Comisión Estatal aún no envía la queja presentada por Mario Martell debido a la agresión física que recibió la semana pasada, cuando un guardaespaldas de Roberto Marín —hermano del gobernador y secretario de Organización del PRI— golpeó al cronista de Intolerancia Diario para impedir que entrevistara a su jefe.  


En la sesión de la Comisión de Derechos Humanos celebrada el pasado lunes, los diputados priistas Zenorina González y Ramón Daniel Martagón desecharon la propuesta de los diputados de oposición —Miguel Cázares, Gómez Cortés, Belén Chávez y Leticia Jasso— de investigar el ataque contra el periodista.  


Los legisladores priistas señalaron que el Congreso no puede actuar motu proprio en dicho acto, hasta que el denunciante presente su queja correspondiente, la cual ya fue interpuesta ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos.


“Mario Martell interpuso la queja ante la Comisión Nacional, porque él y todos los poblanos somos sabedores de la ausencia de una Comisión Estatal. Está claro que las denuncias contra el Ejecutivo y su familia no serán recibidas. La Comisión de Puebla y el ombudsman tienen la consigna de no aceptar nada incómodo para el gobernador y de protegerlo”.

 


 
 
Todos los Columnistas