Después de terapia, se tira del tercer piso


Edmundo Velázquez

 

Carlos Mena Vilchis se tiró de un tercer piso. A una altura de nueve metros saltó del edificio donde acababa de recibir terapia psicológica. Era contador público y actualmente estaba desempleado.


Mena Vilchis se encontraba bajo tratamiento clínico por depresión, tenía 52 años de edad, según la información brindada por sus hermanos, además se encontraba deprimido porque había perdido su trabajo, lo que le ocasionó la constante presión de su esposa.  


Cansado de problemas, en julio del año pasado ya había intentado quitarse la vida al cortarse el cuello con un cúter. Tras el primer intento, permaneció bajo cuidado de su familia, que lo canalizó directamente a un tratamiento clínico siquiátrico por depresión.   


El miércoles 10 de enero tenía consulta con su terapeuta así que acudió. Según dijo el psicólogo, Mena Vilchis se mostró ansioso en toda la sesión.


Cuando salió del consultorio, su hermano aprovechó para platicar del avance del paciente con la terapeuta. En un descuido ambos escucharon un golpe, por lo que corrieron para asomarse por una ventana y encontraron el cuerpo de Mena Vilchis.  


En el parte oficial, la PGJ indica que la causa de la muerte fue un traumatismo craneoencefálico severo, traumatismo toraco-abdominal y estallido visceral.


Sus restos fueron levantados exactamente sobre la avenida Cué Merlo en la colonia San Baltasar Campeche, después de las siete de la noche.  


Sus hermanos María del Carmen Consuelo Mena Vilchis y José Jorge Mena Vilchis dieron los detalles al agente de ministerio público Julio Pérez Salazar ahí en el lugar donde perdió la vida, frente a un edificio donde abundan los despachos. Carlos Mena Vilchis es en este año el suicida número siete.

 

 

 


 
 
Todos los Columnistas