Ejecutan a espía de Gobernación

 

La PGJ asegura que el móvil del asesinato fue un “lío de faldas”


Zeus Munive / Edmundo Velázquez

 

Hugo Zárate Álvarez, espía de la Secretaría de Gobernación estatal, fue ejecutado ayer por la madrugada a quemarropa de un disparo por la espalda, según el reporte del Servicio Médico Forense (Semefo). El cuerpo de Zárate fue encontrado ayer por la mañana dentro de su auto Peugeot azul, estacionado en la avenida Camino Real a Cholula esquina con la calle Comaxqui en el municipio de San Andrés.


Hicieron la ejecución a medio metro de distancia y desde afuera del auto, según el reporte del Semefo. Los policías que llegaron al lugar vieron el medallón del Peugeot destrozado, razón por la cual pensaron que era un robo de auto, un cristalazo, aunque al acercarse al coche encontraron el cadáver del espía.


Hugo Zárate era el segundo de a bordo de Alfonso González alias “El Gusi” —titular de la Dirección General de Estudios Políticos y Soporte Informativo de Gobernación— además de director de Investigaciones Políticas de Gobernación y, según personal de la dependencia, encargado de hacer el trabajo sucio como investigar la vida privada de las amantes de los políticos y los empresarios poblanos. Se sabe que Zárate conocía además los negocios de venta de drogas en el estado de Puebla y que era un visitante frecuente de los antros ubicados en San Andrés Cholula.  

 

Por andar con mujeres jóvenes
Para la Procuraduría General de Justicia el móvil del asesinato fue un “lío de faldas”, y nada se relaciona con presuntos ajustes de cuentas por temas políticos o de narcotráfico.


Ayer por la tarde, en una conferencia de prensa, Hugo Isaac Arzola, director de la Policía Judicial del estado, indicó que la muerte de Hugo Zárate se debió a un “lío de faldas”, incluso no pudo precisar el cargo que ocupaba el espía en la Secretaría de Gobernación.


Según mencionó, por versiones de amigos de la víctima, el crimen podría ser una venganza:


“De esta persona también tenemos conocimiento de que tenía problemas con personas del sexo masculino, porque andaba con algunas mujeres menores de edad. Bueno, de 18 o 20 años, ya que él tenía 42 años de edad. Y a partir de esta venganza personal es que se da este enemigo”, comentó el titular de la PGJ.


Arzola Muñoz confirmó que el cadáver se halló con el tiro de gracia debido a que la herida de arma de fuego es en la segunda vértebra cervical, según el reporte médico forense.  


“Se llevó a cabo el levantamiento del cadáver en Camino Real a Cholula, calle Comaxqui en San Andrés Cholula. En el momento que se hace el levantamiento del cadáver, se encuentra una credencial a nombre de Hugo Zárate Álvarez. Se le encuentra un disparo de arma de fuego también”, comentó Arzola.


—¿Se sabe el cargo que ocupaba?
—Sabemos que trabajaba para el Gobierno del estado en el área de Gobernación, nada más.
—¿El homicidio tuvo que ver con su labor en asuntos políticos, ya que se decía que era su cargo?
—No, nada, en lo absoluto. Era un problema de carácter personal.
—¿La muerte fue una especie de mensaje?
—No. En lo absoluto. Él tenía problemas con algunas personas derivados del tipo de relaciones que llevaba.
—¿Se investigará a la gente con la que trabajaba?
—Estamos investigando sus antecedentes, su modo de vida, los amigos, a dónde asistió ese día, con quién se reunía, para que también podamos ubicar quiénes son los presuntos responsables. De hecho ya tenemos antecedentes muy importantes para intentar esclarecer quién es el responsable del crimen.
—¿Es decir, que la gente de la Secretaría de Gobernación será investigada también?
—No, no, las personas que tengan algo que ver con el homicidio, exclusivamente.
—¿Cuántos tiros tenía el cuerpo?
—Solamente uno.
—¿En dónde fue exactamente el tiro?
—Según la necropsia practicada por el médico legista lo tenía en la segunda vértebra cervical.

 

 

Reportan médicos forenses
cadáver con tiro de gracia

Edmundo Velázquez / El informe legista del levantamiento de cadáver de Hugo Zárate Álvarez indica que falleció al instante debido a la herida por arma de fuego. El cuerpo se halló con un disparo a la altura de la segunda vértebra cervical, en la parte baja del cuello en el lado derecho.
De acuerdo con los detalles de médicos forenses que hicieron el levantamiento, el disparo fue a quemarropa, ya que el cuello de Zárate presentaba una lesión conocida como “el anillo de fish”, que provoca la combustión de la piel y la pólvora por el impacto de la bala cuando ésta se dispara a menos de medio metro.
Fue atacado por la espalda ya que la herida es de un centímetro en su entrada en la zona oxípito-cervical, reportada con los bordes invertidos; mientras que la herida de salida se dio en la cara a la altura de la zona baja de la órbita del ojo derecho, así que presentó estallamiento del globo ocular.
Al parecer, policías de San Andrés realizaron el hallazgo, aunque presumieron que era un robo por cristalazo ya que la ventana trasera del lado del piloto se encontraba rota, lo cual es otra señal del disparo a corta distancia y en sentido diagonal desde afuera del auto, como especulan los médicos del Servicio Forense de San Andrés. El cuerpo estaba sentado en el asiento del conductor parcialmente a la derecha.
La hipótesis de los médicos es un tiro a menos de medio metro, cerca del cristal trasero al de la ventana del conductor. La trayectoria de bala continuó hasta el cuello, y al aterrizar perforó la cabeza para después seccionar la médula espinal y todos los nervios que se dirigen de la columna al cuerpo, provocándole así la muerte instantánea.

 

 


 
 
Todos los Columnistas