También se destapa el tesorero municipal

 

Jorge Ruiz Romero buscará la candidatura priista para la alcaldía

 

Héctor Hugo Cruz Salazar


El tesorero municipal Jorge Ruiz Romero confirmó sus intenciones de convertirse en el sucesor de Enrique Doger Guerrero, al señalar que al igual que Omar Álvarez Arronte, secretario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, esperará los tiempos que marca la ley para determinar si abandona la administración municipal en busca de la nominación a la presidencia municipal de Puebla.

Además, Ruiz Romero reveló que, aunque es priista, estaría abierto para recibir las propuestas de otros institutos políticos y alcanzar la alcaldía de Puebla, aunque insistió en que esperará los tiempos.

El tesorero municipal es el segundo de los colaboradores del alcalde de Puebla Enrique Doger Guerrero, que han oficializado su interés por alcanzar la candidatura a la presidencia municipal, luego de que el martes pasado lo hiciera Omar Álvarez.

Cuestionado sobre el tema, Jorge Ruiz rechazó ser “el delfín” del alcalde Doger Guerrero o que éste lo apoye para heredarle la administración municipal, pues dijo que él simplemente era un “seguidor del activo más importante del Revolucionario Institucional en Puebla”.

El tesorero municipal comentó que como todo ciudadano tiene el legítimo derecho de aspirar a ocupar un puesto de elección popular, pero que él estaría interesado en alcanzar la nominación para la presidencia municipal, por lo que, en su momento, decidirá el camino que tomará en sus aspiraciones políticas.

No obstante, señaló que además, como lo ha dicho el presidente municipal Enrique Doger, se debe escuchar la opinión de los militantes para no equivocarse: “Creo que la propia ciudadanía será quien dicte esta situación. No estamos obsesionados en ninguna forma por ello. Si las circunstancias y los tiempos nos lo permiten por qué no lo podríamos hacer”.

Ruiz Romero aseguró que sus aspiraciones no distraerán su trabajo al frente de la Tesorería Municipal, por lo que continuará al frente del puesto que le encomendó el alcalde Doger Guerrero hasta que los tiempos electorales lo indiquen.

A pregunta expresa, rechazó que el hecho de que su esposa Sandra Montalvo funja como secretaria general del tricolor en el municipio signifique que tenga asegurada la candidatura en el PRI.

“Ella está ahí por su propia carrera política. Es política de tiempo completo, nosotros somos funcionarios públicos, la carrera que ella ha logrado es por su capacidad. No tenemos ninguna injerencia en el trabajo que ella realiza, y soy afortunado de tener una esposa como ella”, concluyó.


 
 
Todos los Columnistas