Marín debe preocuparse por designación de Ortiz

 

El gobernador inició mal el año, consideraron diputados del PAN y PRD

 

Selene Ríos Andraca


El gobernador Mario Marín Torres debe preocuparse por el nombramiento de Guillermo Ortiz Mayagoitia como ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, debido a que éste tiene la obligación de otorgar legalidad y credibilidad al órgano colegiado, consideraron Raymundo García García y Rodolfo Huerta Espinosa, diputados del PAN y PRD respectivamente.

En entrevista para CAMBIO, Raymundo García aseguró que Mario Marín inicia mal el año con el nombramiento de Ortiz Mayagoitia y le recomendó a los marinistas —al consejero jurídico Ricardo Velázquez— no “echar las campanas al vuelo”, pues el nuevo ministro no obtuvo el nombramiento por unanimidad, sino por mayoría, por lo que tiene la obligación de recuperar la confianza y credibilidad tanto de su designación como de la institución y uno de los casos para lograrlo podría ser la resolución del escándalo de Mario Marín.

El coordinador de la bancada del PRD, Rodolfo Huerta Espinosa, confió en que Ortiz Mayagoitia acelere el proceso de investigación en contra de Mario Marín —por la violación de las garantías individuales de la periodista Lydia Cacho Ribeiro por autoridades estatales— para “llegar a la verdad”.

Para Raymundo García, Mario Marín inicia el año “negro” y lleno de “malos augurios” tanto por el nombramiento de Ortiz como el sobreseimiento del juicio por difamación de Lydia Cacho, quien fue absuelta por el juez cuarto de lo Penal del Distrito Federal, Lorenzo Medina Garzón.

Cabe recordar que Ortiz presentó el pasado 18 de septiembre ante el pleno de la Suprema Corte el dictamen de exoneración de Mario Marín, el cual fue desechado por la mayoría de los ministros.

El panista Raymundo García asegura que las condiciones son negativas para Mario Marín, debido a que Ortiz Mayagoitia no fue nombrado por unanimidad, y que el caso del gobernador poblano sea un escándalo a nivel nacional e internacional.

“Con el hecho de que él presentó el dictamen y que no haya sido por unanimidad, sino por mayoría, el hecho de que se tenga un contexto social, se ve que la teoría de la aplicación del estado de derecho no favorecerá al ejecutivo. Creo que va en el sentido de que las cosas no vendrán fáciles para el gobernador en febrero.”

—Pero Mayagoitia votó en contra de la profundización de la investigación —se le dijo a Raymundo García.

—No es lo mismo ser ministro a ser el presidente, por eso el consejero dice que la justicia va a cambiar, no es literal el asunto, creo que en primer lugar la forma en que llega, sin la confianza de todos por el desempeño que ha tenido, además de que es una autoridad que se está comprometiendo al derecho, y al ser el presidente, creo que su actuación será diferente. No lo veo en automático para que absuelva a Marín. No es un asunto fácil, el asunto Lydia Cacho no será fácil de resolver. Aquella fue su postura personal, pero sus decisiones personales no serán las colegiadas. No es para que el marinismo eche las campanas al vuelo, deberían de preocuparse. Finalmente, el perredista Rodolfo Huerta les recordó a los marinistas que las decisiones tomadas en la Suprema Corte son de manera colegiada y cada uno de los magistrados es independiente y no siguen la línea del presidente.


 
 
Todos los Columnistas