Fraile no irá al II Informe de Marín


Olivia López Pescador

 

El diputado federal del PAN, Francisco Fraile García, no asistirá al Segundo Informe del gobernador Mario Marín Torres por congruencia personal y como protesta por el caso de Lydia Cacho. Sin embargo, estará pendiente de lo que se diga durante éste, reconoció en su conferencia de prensa dominical.

 

Además anunció que presentará algunas modificaciones a la Ley laboral para que se cambie el nombre de “taller familiar” por el de “negocio familiar”, así que visitará cada uno de los establecimientos, para que así los negocios conozcan cuáles son los beneficios de ley para que sus empresas familiares salgan adelante, tengan acceso a crédito Fonacot o al Seguro Social.   

   
A vísperas de que el gobernador del estado Mario Marín Torres rinda su Segundo Informe de labores, se le cuestionó al legislador del albiazul sobre los dos años de gestión, y reveló que por congruencia personal no acudirá al informe, aunque recibió la invitación.


“Si mi partido y demás considera que vaya al Informe, lo veré, lo analizaré y daré mi punto de vista en ese mismo día”. 


Desde el pasado 14 de febrero, cuando estalló el escándalo Marín-Nacif, el diputado federal del PAN mantiene la postura de que el caso se debe llevar hasta las últimas consecuencias, por justicia y tras insistir en que no está de acuerdo en la forma como se violentó el derecho de ciudadanos, en especial el derecho de la periodista Lydia Cacho. “Me parece que es una forma de protestar de mi parte. Puede valer poco mi protesta, pero ahí está, y quiero ser congruente conmigo”.   


Tras preguntarle si su negativa para asistir al Informe de labores del mandatario, se debe tomar como la antesala para este año electoral, contestó que sus acciones no tienen una función futurista, sino son un asunto de congruencia, porque si critica e insiste en el asunto de Lydia Cacho, por congruencia prefiere ver el informe en otro lado, sin estar presente.


Fraile García aclaró que estará pendiente del Informe, porque es importante para el estado, así que una vez que lo conozca dará su punto de vista, crítica o quizá algún aplauso.


Negó que sus acciones en torno a los talleres familiares, como legislador, o esta negativa para no asistir al informe, se relacionen con sus aspiraciones a la alcaldía, ya que sólo es su trabajo como legislador.  


Al preguntarle su opinión respecto a que el gobernador Mario Marín pidió ayuda a Dios para su gobierno, Fraile García respondió que está bien acudir a Dios, porque las creencias son respetables, pero le llama la atención que este asunto sea público. “Es bueno tener un afecto religioso, una fe y practicarla de diario, porque obliga a la caridad, y la caridad se muestra en el ejercicio del poder con mayor razón en justicia y en derechos, y se violentaron los derechos de ciudadanos”.   


Sin sigla partidista alguna ni logotipo que lo vincule con el PAN, el diputado recorrió el estado con el objetivo de visitar cada negocio familiar, para que éstos conozcan los beneficios que contempla la ley en torno a los talleres familiares, y coadyuvar al desarrollo de proyectos productivos.


“Voy a presentar a los diferentes establecimientos familiares; es un trabajo largo que puede ayudarles; voy a presentar una modificación a la ley laboral, en el sentido de que el término de talleres familiares, como se le conoce en la ley laboral, se cambie para poner establecimientos familiares que es más común, porque el concepto de taller, así en particular siempre pensamos en el taller mecánico, de carpintería, taller de costura. La idea es que hablemos de todo tipo de establecimientos que la ley los protege”.


El diputado federal recordó que, a pesar de que este tipo de establecimientos, estaba contemplado dentro de la ley (artículo 351-353); sin embargo, la autoridad los olvidó. A pesar de que lo critiquen y piensen que lo hace por aspiraciones políticas a la alcaldía, promoverá los talleres familiares en calidad de legislador, porque lleva tiempo trabajando al respecto.
“Les dejo, a mis adversarios internos y externos, la crítica del asunto, pero invito a los internos y externos para sumarse a un movimiento que fortalezca los establecimientos familiares de Puebla, y los haga crecer y no decrecer”. Las 10 millones de pequeñas empresas del país sostienen nuestra nación, porque arriesgan tiempo, dinero y salud.

 


 
 
Todos los Columnistas