¿Quién es “El Gusi”?

 

La historia no oficial de los espías de la Secretaría de Gobernación


Efraín Núñez Calderón

Hugo Zárate Álvarez, el funcionario marinista ultimado ayer con el tiro de gracia, sí era espía. En el organigrama de la Secretaría de Gobernación (Segob) Zárate aparece como director de Investigación, oficina adscrita la subsecretaría de Enlace Institucional y Participación Ciudadana. No obstante, se sabe que el hoy occiso era el segundo a bordo de Alfonso González, alias “El Gusi”, quien es conocido como el principal operador de espías del marinismo.


Luego de que trascendiera a través de “laquintacolumna.com.mx” el asesinato de Hugo Zárate, cuyo cuerpo fue hallado con un balazo en el cráneo —al interior de un Peugeot azul sin placas estacionado sobre el Camino Real a Cholula—, la Segob reconoció que el presunto espía trabajaba en la dependencia.
Se sabe que Zárate —quien era conocido como el principal operador de “El Gusi”— se encargaba de hacer el trabajo sucio de la corporación, como es investigar drogas, vicios, así como la vida íntima de los políticos y sus amantes.


La Dirección de Comunicación Social de la Segob informó ayer que ni Javier López Zavala, secretario de Gobernación, ni los subsecretarios darán una versión oficial respecto de los hechos, por lo que el gobierno sólo se concreto a la versión que dio a conocer la Procuraduría General de Justicia (PGJ)
Aunque Comunicación Social se comprometió hacer llegar más información a este diario respecto de las actividades de Zárate Álvarez en la Dirección de Investigación, hasta el cierre de esta edición la información no se recibió. Sin embargo, esta área de la dependencia es conocida por organizar a los llamados “orejas de Gobernación”, encargados de actividades de espionaje en el estado.


Cambio publicó el pasado 19 de julio un reportaje en torno a la contratación por parte del Gobierno del estado, de Eduardo Montoya Liévano, ex procurador de Chiapas y ex presidiario e investigado por presuntos vínculos con el narcotráfico, el cuál —según las fuentes consultadas— tiene con encargo principal estar al pendiente de las actividades públicas y privadas del presidente municipal Enrique Doger Guerrero.


En esta información revelada por fuentes del Gobierno del estado, se aborda también la existencia de Gaspar Bences García, señalado de haber sido contratado por el secretario de Gobernación, Javier López Zavala, como el encargado de realizar un seguimiento personalizado a las actividades del alcalde capitalino Enrique Doger Guerrero.


Este personaje que fungió como delegado en Puebla del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) tiene amistad con Alfonso González Huerta, alias “El  Gusi”, director del Sistema de Soporte Informativo (SSI), oficina dependiente del Gobierno del estado:


“Las fuentes aseguran que ‘El Gusi’ ha estado lucrando y traficando con la información que recibe desde la administración de Melquiades Morales Flores y lo que va del gobierno marinista. Ambos personajes —según colaboradores de ‘El Gusi’ —desde que se conocen acostumbran acudir a diversos ‘antros’, así como consumir cocaína, después de beber grandes cantidades de alcohol: ‘es más, la confianza entre González Huerta y Gaspar Bences es tanta que en la oficina de Soporte Informativo, ambos personajes pintaban sus líneas de cocaína, competían y apostaban por ver quién terminaba primero’, señaló un empleado del área.


Este declarante asegura que existe una preocupación entre sus compañeros luego de lo ocurrido con el funcionario de Vialidad, Alan Humberto Ibarra Meza —quien ultimó a balazos a un valet parking— debido a que ven con riesgo que ‘su jefe’ continúe consumiendo droga en su oficina: ‘a pesar de que nunca ha mostrado rasgos violentos, sí pudiera un día caer en algún exceso y hacer mal uso del arma de fuego que en ocasiones trae consigo.’


Señala de igual forma que la permanencia de ‘El Gusi’ en la dirección del SSI, no se debe necesariamente a su eficiencia, sino a sus relaciones personales con funcionarios del CISEN vinculados al narcotráfico, así como los propios contactos que este funcionario tiene con personajes relacionados a la delincuencia organizada, ligada al comercio de cocaína.


Según la información obtenida, se conoció que Bences García y González Huerta tienen una amistad cercana con René Sánchez Juárez, líder de la FROC-CROC en el estado, con quien se presume compartían una amante”, hasta aquí la cita.


Cabe destacar que René Sánchez Juárez —amigo del hoy occiso Hugo Zárate— acudió ayer al velatorio Valle de los Ángeles a presentar sus condolencias a los deudos.

 

 

 


 
 
Todos los Columnistas