Cuestionan diputados federales desaparición de la promotora


Olivia López Pescador

 

El coordinador de los diputados federales del PAN, Guillermo Velásquez Gutiérrez, consideró positiva la desaparición de la Promotora Universitaria de la UAP, si obedece para hacer eficiente el recurso y demostrar imparcialidad en el manejo de la instancia, y no se utiliza para favorecer a ningún partido, ante la desaparición de la Promotora hoy, por considerarla un modelo agotado que no responde a los tiempos que vive el país, y tras la creación de la figura de negocios universitarios para la procuración de recursos financieros alternos dependientes de las unidades académicas relacionadas con la naturaleza del negocio.
Al respecto, su compañero de partido Arturo Flores agregó que hasta el momento las cuentas de la universidad están bien, pero de ser necesario se auditaría la institución cuantas veces sea necesario.


Después del resultado de una consulta a la comunidad universitaria y de los estudios técnicos realizados al interior de la institución, el fin de semana la casa de estudios acordó disolver la Promoción Universitaria S. A. y la Promotora Universitaria, además de crear en su lugar las figuras de Negocios Universitarios. Por ello, hoy 22 de enero, deberá quedar liquidado el esquema de la promotora. Sin embargo, los trabajadores adscritos a estas labores se mantienen en las unidades de negocio preservándoles sus derechos laborales. La figura de Negocio Universitario estrechará vínculos con la base académica, asegurará su transparencia y certidumbre jurídica, y se sujetará a los lineamientos de adquisiciones, arrendamientos y servicios, y de obras.


De las Farmacias Universitarias Alexander Fleming, se encargará la Facultad de Ciencias Químicas; del Unitur, la Facultad de Administración; de Unigas, la Facultad de Ingeniería Química; del Sistema de Transporte Universitario, la Facultad de Ingeniería; del Sorteo Universitario, el Hospital Universitario; del Auditorio Julio Glockner, el área de la Salud y las concesiones de cafetería y fotocopiado por la ubicación física corresponde a cada una de las unidades académicas. El Centro de Formación de Fútbol y la Escuela de Gimnasia, del departamento de Cultura Física. Todas estas unidades académicas serán asesoradas por la Facultad de Administración, la Facultad de Contaduría y la Facultad de Derecho, según lo confirmó la propia abogada general María Esther Gámez Rodríguez


Luego de conocer la noticia sobre la desaparición de la Promotora Universitaria, el coordinador de la bancada panista en San Lázaro, Guillermo Velásquez, indicó que aunque la promotora debería continuar, el rector Enrique Agüera tendrá sus razones para desaparecerla, tal vez es en relación al ejercicio fiscal o por los recortes, difícilmente pueda mantenerla.  


“Puede atender a una imparcialidad por parte del rector. Si es en ese sentido, aplaudiría la decisión del rector de no tener este organismo dentro de la universidad, que le permita hacer promoción; que incluso pudiera sesgarse hacia un partido político. Si atiende a cuestiones económicas pues habría que revisar”.
Por su parte, el diputado federal del albiazul, Arturo Flores Grande, manifestó la importancia de señalar que es para hacer eficiente el gasto y las acciones de la universidad; sin embargo, no debe haber dudas si se aplica bien o mal el recurso, se tendría que investigar si hay alguna denuncia.


Después de que el ex diputado federal Rogelio Flores Mejía solicitó en su tiempo una auditoría a la UAP, hace tres años, ciertamente se han encontrado problemas de liquidez, pero había dudas en cuanto al manejo de las farmacias. Aunque el actual rector siempre se ha comprometido con la transparencia y con mostrar todas las cuentas, así que por el momento no se ha encontrado nada.  


Cabe mencionar que, de acuerdo a palabras de Jaime Vázquez López, vicerrector de Docencia, se decidió desaparecer la Promotora Universitaria porque se trata de un modelo agotado que no responde a las necesidades. Por ello, es necesario dar paso a un cambio radical y a mecanismos que transparenten y mejoren las entidades de negocios. El objetivo es encausar la generación de recursos en una estrecha relación con las actividades académicas, en particular con la formación de estudiantes y el desarrollo de los profesores, en un marco de transparencia, eficiencia financiera, corresponsabilidad y beneficios directos a los universitarios.


Agregó que el rector Enrique Agüera Ibáñez asume frente a la sociedad y a la comunidad universitaria el compromiso para impulsar una verdadera política de transparencia y rendición de cuentas, al garantizar que ningún ingreso proveniente de estos servicios pase por las manos de la administración central.


Hace algunos días, el propio responsable de la Promotora Universitaria, Fernando Santiesteban Llaguno, comentaba que esta dependencia operaba adecuadamente, además de que aclaró que no hacía ningún negocio de por medio, ya que era auditada constantemente.


Alfonso Esparza Ortiz, tesorero General de la de la UAP, confirmó que el 50 por ciento de las utilidades de estos negocios universitarios se quedarán en las mismas unidades académicas que los administren. El resto formará parte de un fondo que se distribuirá de manera equitativa entre las escuelas y facultades que menos recursos económicos generan. Advirtió que las dependencias serán entregadas a los nuevos encargados totalmente saneadas, sin compromisos de pago a proveedores.

 

Por su parte, el contralor general de la institución, Oscar Gilbón Rosette, resaltó que una de las preocupaciones del rector es trabajar con la mayor transparencia en los procesos universitarios.

 


 
 
Todos los Columnistas