¡Agarran sus Chivas!

 

 

Luis Homero Echeverría / Agencia Reforma

 

Su avión tenía otro destino, él iba para otro lado pero fue el más asediado entre el grupo de jugadores de las Chivas que arribó al aeropuerto capitalino para viajar a Bahamas, su sitio de pretemporada.

"¡Oswaldo! ¡Oswaldo!", gritaban cerca de 10 jovencitas que trataron de sujetarlo cuando se dirigía a la zona de abordaje, mientras el arquero trataba de sonreír con las prisas y firmar uno que otro papel para el recuerdo de sus seguidores.

Él se dirigió a Guadalajara para hoy irse a Cleveland junto al mediocampista Juan Pablo Rodríguez e integrarse a la pretemporada del Santos Laguna, el nuevo equipo de los dos jugadores que ayer todavía se anexaron al Rebaño para la visita a la residencia de Los Pinos.

"Fue muy bonito, es halagador haber sido campeón y que nos hayan invitado a Los Pinos. Dios me ha dado la fortuna de estar en Los Pinos en otras ocasiones, incluso una antes del Mundial como abanderado, pero ésta es especial porque de alguna forma es el cierre de un ciclo.

"Hay un sentimiento por estar otra vez juntos, con todos mis compañeros, pero la vida es así y hay que seguirle", mencionó. Oswaldo señaló que Ramón Morales es la persona adecuada para quedarse con el gafete de capitán del Rebaño, mismo que él portara en los años recientes.

"Creo que Ramón es una gran persona, que se merece esta distinción. Sé que lo va a portar bastante bien y ojalá que tenga muchos éxitos", añadió.

Desde su presencia en la casa presidencial, Oswaldo ya se había dado el tiempo de fotografiarse con algunos empleados del lugar que se lo pidieron.

Del resto de los integrantes del chiverío, también Adolfo Bautista y Omar Bravo fueron perseguidos por los caza-autógrafos con playeras del cuadro rojiblanco.


 
 
Todos los Columnistas