Reclaman a FCH aumento a tortilla

 

Demandan a Calderón en Chalco y Veracruz frenar incrementos en productos básicos


Ernesto Núñez y Margarita Vega / Agencia Reforma

 

 

Felipe Calderón encontró ayer reclamos por el incremento al precio de la tortilla y de la leche durante su gira por el Estado de México y Veracruz.


El Presidente se comprometió a evitar una escalada generalizada de precios y giró instrucciones para mantener el precio del maíz distribuido por Diconsa, para buscar alternativas de abasto de grano en el mercado internacional y para evitar la especulación con el costo de la tortilla.


En Chalco, en donde Calderón puso en marcha el Programa de Guarderías y Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras, pobladores del municipio mexiquense lo recibieron con reclamos por el aumento en el precio de productos básicos.


"¡"Que baje la tortilla!", "¡y la leche!", le gritaron amas de casa.


"Ya nos pusieron a vender chales porque ya no nos alcanza, Presidente. La tortilla está muy cara", le dijo Luisa Hernández.


"Pasito por pasito", atinó a responder Calderón.


En el Puerto de Veracruz, durante su trayecto a la colonia Dos Caminos -en donde inauguró otra guardería-, el Presidente encontró cartulinas con reclamos por el aumento al precio de la tortilla.


"Gracias por aumentar el precio de los productos básicos", se leía en una.


"Ven a comer con nosotros, con esos precios", reprochaba otra.
En la inauguración de la guardería, algunas mujeres se acercaron al Presidente y le pidieron hacer algo para detener el incremento de los precios.


Más tarde, otra mujer se acercó a la valla para gritarle: "No se le olvide bajar el precio de la tortilla".
En su discurso, Calderón improviso una respuesta a los reclamos.


"No quiero ser omiso de algo que ustedes me han comentado aquí, en las calles de las colonias populares de Veracruz y en el Estado de México, del problema y la preocupación que implica para las madres de familia el que puedan incrementarse los precios de satisfactores básicos como la tortilla o el huevo o la leche", señaló.


El Presidente subrayó que el precio de esos productos no lo determina el gobierno, pero ofreció adoptar medidas para evitar una escalada.


"Ya he girado instrucciones al gabinete de para que se apliquen todas las medidas que sean necesarias para evitar que esto ocurra. Desde luego, como Presidente voy a mantener una política muy firme, muy responsable, para evitar que en México se cometan los errores del pasado, que permitieron escaladas de precios que nos llevaron a quiebras económicas y a devaluaciones que le siguen doliendo al pueblo", indicó.


Calderón detalló que instruyó a la Secretaria de Desarrollo Social, Beatriz Zavala, para que en las distribuidoras de Diconsa se mantenga el precio del maíz y de la harina para hacer tortilla en 3.50 pesos máximo por kilo.


Al Secretario de Economía, Eduardo Sojo, y al titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, Antonio Morales, les ordenó frenar "con todo el peso de la ley” la especulación en algunas tortillerías.


En el caso del Secretario de Agricultura, Alberto Cárdenas, la instrucción buscar en el mercado mundial el precio de maíz más bajo que pueda encontrar, y traerlo a México sin importar la distancia.


"No me importa que lo traigan desde miles de kilómetros, lo importante es que ese no sea un argumento para elevarle los precios a la gente", dijo.


"Y seguiremos con apoyos, que seguiremos dando a conocer en el curso de los próximos días, para defender la economía popular", prometió.

 


 
 
Todos los Columnistas