Defiende Marín inocencia ante Congreso


Francisco Rivas / Agencia Reforma

 

El Gobernador de Puebla, Mario Marín, aseguró este lunes ante el Congreso del Estado que es inocente de las acusaciones hechas por la periodista Lydia Cacho, sobre las presuntas violaciones a sus garantías individuales.


Al final del mensaje de su segundo Informe de Gobierno, el Ejecutivo poblano dijo que no incurrió en ninguna irregularidad.


"No he cometido ningún delito y por eso tengo un gran interés en que se investigue a fondo para que no quede ninguna duda sobre mi actuación", refirió.


Calificó como desagradable la revelación de la plática telefónica que sostuvo con el empresario textilero Kamel Nacif, el 14 de febrero de 2006.


Sin embargo, Marín evitó mencionar por su nombre al llamado "Rey de la Mezclilla" y sólo emitió una breve explicación del tema.


"El 14 de febrero del año pasado los poblanos tuvimos conocimiento de una desagradable noticia que generó desconcierto y molestia.


"Grabaciones telefónicas conteniendo una presunta participación mía en hechos ocurridos en el mes de diciembre de 2005 relacionados con presuntas violaciones a los derechos y garantías constitucionales en el proceso de detención de la señora Lydia Cacho por parte de autoridades judiciales de Puebla. Esto originó que se inciaran algunas averiguaciones para determinar la veracidad de las denuncias mediáticas generadas por la señora Cacho".


El Ejecutivo local mencionó a los legisladores poblanos que sigue a la espera de un fallo definitivo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).


 


 
 
Todos los Columnistas