Destaca Televisa fallo sobre apuestas

 

Advierten riesgo de masificación del juego en el país con nuevas reglas

 

Staff / Agencia Reforma

 

Grupo Televisa reportó en la Bolsa de Valores de Nueva York el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que avaló el Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos y destacó que el mismo valida los permisos que recibió para operar centros de apuestas.


La empresa tenía previstas en el 2006 inversiones por 37.8 millones de dólares en el sector.


"Grupo Televisa confirma que, en su sesión de ayer (lunes), la Suprema Corte de Justicia de México declaró que son constitucionales las normas sobre regulación de juego, con fundamento en las cuales la Secretaría de Gobernación otorgó nuestro permiso para apuestas", señaló en un breve comunicado dirigido a la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC).


El permiso otorgado en 2005 a la subsidiaria Apuestas Internacionales permite la instalación en todo el país de hasta 65 centros de apuestas remotas o books, así como 65 salas de sorteos de números.


Al cierre de 2005, la empresa solo había instalado 5 locales. La controversia de la Cámara de Diputados contra el Ejecutivo por la expedición del reglamento fue presentada en noviembre de 2004, y generó incertidumbre jurídica sobre la validez de los permisos que fueron otorgados al amparo de la nueva regulación.


En su reporte a la SEC para el tercer trimestre del 2006, Televisa reportó que su división de apuestas había generado ventas por 27 millones 707 mil pesos, en el periodo enero-septiembre.
También informó que tenía previstas inversiones para el desarrollo de ese ramo de negocios por 37.8 millones de dólares, de los que había ejercido 19.1 millones.

 

Pagos a gobierno

El gobierno federal obtuvo el año pasado 25 millones de pesos por concepto de derechos relacionados con la Ley de Juegos y Sorteos.


De acuerdo con la Dirección de Juegos y Sorteos de la SEcretaría de Gobernación, Apuestas Internacionales, la filial de Televisa, pagó casi 3 millones de pesos: 2.3 millones de pesos por sorteos de números y 632 mil pesos por apuestas remotas.


Juega y Juega, de los empresarios Carlos Enrique Abraham Mafud y Juan Eduardo Mounetou, abrió dos casinos en Tamaulipas y uno en Quintana Roo, que reportaron 7.7 millones de pesos al gobierno federal.
Promojuegos de México abrió dos casinos en Veracruz y Chiapas, que generaron 2.4 millones de pesos y Eventos Festivos de México, con dos locales en funcionamiento en el Distrito Federal, entregó un millón de pesos.


Mio Games, que renovó el permiso de su sala de juegos, pagó 1.7 millones de pesos por participaciones, mientras que Promociones e Inversiones de Guerrero aportó 2.7 millones de pesos.

 

Alerta

Daniel Olivares Villagómez, dirigente de la agrupación "Dí no a los casinos", sostuvo que la proliferación de centros para apuestas remotas y salas de sorteo de números ocurrió por la inacción de las autoridades federales, mientras se discutía la validez del reglamento.


Entre 2004 y 2006, señaló, los concesionarios abrieron casinos de facto, al amparo de los permisos otorgados en los últimos meses de Santiago Creel como Secretario de Gobernación.
"La decisión de la Corte fomenta la masificación del juego y la 'casinización' del país mediante la combinación de televisión, el internet y el teléfono", alertó.


Algunos de los permisionarios de centros de apuestas remotas y salas de sorteos de números

Comercial de Juegos de la Frontera
Divertimex
Espectáculos Deportivos de Cancún
Espectáculos Deportivos de Occidente
Grupo Océano Haman
Impulsora Géminis
Libros Foráneos
Operadora de Apuestas Caliente
Mio Games
Promojuegos de México
Apuestas Internacionales
Juega y Juega

 

 

 

 


 
 
Todos los Columnistas