Dice Latife ignorar existencia de 'table'


Explica primero que el negocio estaba cerrado y luego critica el giro que le dio su padre


Carlos Rubio / Agencia Reforma

 

La candidata a secretaria general del PRI, Sara Latife Ruiz Chávez, se dijo ayer sorprendida de que el centro nocturno Black & White, del que ella poseía la patente de alcohol, siga funcionando.


No obstante, más adelante, reconoció que ha platicado con su papá, Jorge Elías Ruiz Simón, para pedirle que en el lugar no se ofrezca espectáculo de table dance.


"Yo tenía información de que el negocio había cerrado. Estoy sorprendida que esté en funcionamiento, lo desconocía", dijo en exclusiva con REFORMA.


"Llevo varios meses en la Ciudad de México, estaba desligada de esta información, porque negocios y política no se abordan en casa de ustedes", respondió cuando se le indicó que este diario constató que el centro nocturno ofrecía shows de mujeres desnudas.


Reconoció entonces que no está de acuerdo con el negocio de su padre y que se lo ha hecho saber.


"Como mujer es algo que no me agrada, son giros con los que no comulgo, no estoy de acuerdo. Siempre he sido muy sana, mi único vicio es mi trabajo. En lo personal, mis principios, mis valores, mi formación se han conducido de otra forma y no comulgo con negocios como éstos", manifestó.


La actual diputada federal aseguró que el lugar antes fue un piano bar familiar.


"Cuando la patente estaba a mi nombre era un lugar que funcionaba como piano bar, era un espacio familiar, donde se daba teatro regional, donde incluso acudían  trovadores importantes de la música bohemia de la región", explicó la compañera de fórmula de Enrique Jackson.


Los candidatos a la presidencia del PRI Javier Oliva y Sergio Martínez Chavarría cuestionaron la calidad ética de Ruiz Chávez y le pidieron dar una explicación aceptable.

 

Sebastián Lerdo de Tejada, coordinador de campaña de Beatriz Paredes, declinó comentar sobre el tema, al señalar que no forma parte de la contienda interna.


 
 
Todos los Columnistas