Emite la Segob dos declaratorias por frío


Formalizan petición de emergencia para Durango; dan ayuda a Sinaloa


Staff / Agencia Reforma

 

La Secretaría de Gobernación declaró ayer en emergencia a Chihuahua, por las fuertes nevadas, y a Tabasco, por inundaciones.


En Chihuahua, se trata ya de la quinta declaratoria de emergencia para apoyar a cuatro municipios severamente afectados por las nevadas de los últimos días, mientras que en Durango al registrarse en 10 municipios nevadas y aguanieve propició la formalización de una tercera solicitud de declaratoria de emergencia.


"Con esta declaratoria, los municipios de Chihuahua, Aldama, Ojinaga y Manuel Benavides, que resultaran afectados por las nevadas que se registraron el 16 de enero tendrán acceso a los recursos provenientes de Fondo de Desastres Naturales, para la atención de necesidades alimenticias, de salud y abrigo de la población afectada por este fenómeno climatológico", explicó Isaac Olivas, jefe de la Unidad Estatal de Protección Civil.


Para Ciudad Juárez, el gobierno del estado activó ayer un programa emergente de entrega de despensas, cobijas y material de construcción entre los residentes de la periferia.


En Durango, los municipios de Santiago Papasquiaro, Guadalupe Victoria y Guanaceví reportaron precipitación de nieve, aunque sólo en el primer caso el fenómeno fue prolongado, mientras los municipios de Villa Ocampo, El Oro y Villa Hidalgo reportaron precipitación de aguanieve.


"El día de hoy (ayer) se está solicitando una ampliación para los municipios que no quedaron incluidos en la declaratoria (anterior)", informó Oliverio Reza Cuéllar, secretario general de Gobierno.


Mientras que en Badiraguato, Sinaloa, debido a nevadas, el Ayuntamiento inició la repartición de cobertores, chamarras, bufandas, calcetines colchonetas y despensas a 600 familias afectadas.


En Tabasco, el Gobernador Andrés Granier dijo que, aun cuando no está definido el monto del dinero que destinará el Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden), la prioridad será apoyar a los campesinos que, en suma, perdieron más de 5 mil hectáreas de cultivos, como a más de 500 familias que resultaron afectadas por la creciente.


Hofliger Topete, director de Coordinación del Fonden, aclaró que también habrán obras de rehabilitación a daños a infraestructura que serán financiadas por el Gobierno federal.


Y ante las nuevas lluvias que se empezaron a registrar ayer por la influencia del tercer frente frío en el mes, Granier sostuvo que su gobierno está preparado para los efectos este tipo de fenómenos, pues, aseguró, "no se presentarán con una gran intensidad, como los anteriores".


Enrique Lomas, Emmanuel Salazar, Martha Cázares, Selene Baldenegro, Mauro De La Fuente, Criselda Farías y Horacio Najera


 
 
Todos los Columnistas