Un año difícil para los campesinos: Vélez


Hipólito Contreras

 

Mario Vélez, dirigente de la Unión Campesina Democrática, afirmó que 2007 para los campesinos será un año difícil por la inestabilidad política y económica que se vive, la ilegitimidad del Gobierno federal, la problemática que se viven en el estado y la incertidumbre jurídica del Gobierno estatal.


Más que nada, dijo: “nos sorprende el 2007 con un aumento a los precios de los productos de la canasta básica, como la leche, tortilla, gasolina, lo que generó un aumento en todos los insumos. Se nos viene un año de lucha, nos proponemos organizar para hacer realidad nuestros justos reclamos y poder detener esta avanzada neoliberal que tiende a empobrecer a la mayoría, más de lo que ya está y a enriquecer a unos cuantos.”


Consideró que si no hay cambio de timón en el gobierno, sencillamente Puebla seguirá sumida en el atraso, Puebla es uno de los estados donde se vive estrictamente de los envíos y remesas y que según el Banco de México, suman anualmente casi veinticuatro mil millones de dólares, incluso, se afirma que podrían ser arriba de los cuarenta mil millones de dólares porque no toman en cuenta el acarreo hormiga, el ingreso de los vehículos de procedencia extranjera, los aparatos eléctricos, etc.


Afirmó que no se ven acciones de gobierno que vayan encaminadas a motivara a la mano de obra joven para que se quede en el país y no emigre para enriquecer a otros, “esa mano de obra indocumentada que se va es riqueza de México y que estamos enviando a Estados Unidos porque no tenemos oportunidades aquí, los bajos salarios de las maquilas, de los inversionistas, los que no invitan al  mexicano a quedarse en el país”.


Comentó que es más caro hablando en dólares la vida en Puebla que por ejemplo en Nueva York a pesar del salario tan reducido que ser tiene aquí, si se compara cuánto vale un refresco es más caro en Puebla, un kilo de carne, “los bajos salarios generan desesperación en las familias, inestabilidad y la huida de los jóvenes, generando una desintegración familiar muy cuestionable”.


Precisó que para los campesinos este será un año difícil sin que se ven acciones de gobierno que tiendan a cambiar el timón para que se pudieran generar los cambios en la economía, “2007 será de lucha, combate, organización, reclamo, manifestaciones, por que no hay solución a los reclamos a la marginalidad, desnutrición, miseria, educación, infraestructura de obra pública, comunicaciones, inversión en el campo”.
Comentó que el presupuesto del gobierno del estado en los dos primeros años rebasa los sesenta mil millones de pesos, sin embargo, no se ve nada hasta hoy mas que chispazos mediáticos, no hay ninguna autoridad que se atreva a revisar el uso de estos recursos. Indicó que el próximo 15 de este mes de enero los campesinos no se van a manifestar porque no se trata de llegar con una pancarta y estar tranquilos y pasivos los otros 364 días, “nosotros iniciamos una jornada de lucha, de reclamos, el 15 de febrero estaremos dando el contra informe de gobierno, dadas, las condiciones se debe luchar diariamente”.

 

 

 

 


 
 
Todos los Columnistas