Mejora Tigres su producción defensiva


Felinos llevan más de 200 minutos sin gol y sólo dos en contra en tres juegos


Óscar Sánchez / Agencia Reforma

 

Tigres parece estar sanado de esa enfermedad crónica que les aquejaba el torneo pasado: la fragilidad defensiva.
Con 37 anotaciones, la defensa felina fue la más goleada de la temporada pasada, pero en este inicio de campaña se puede vislumbrar que Tigres ofrecerá una cara muy distinta en ese renglón.
Después de que se jugaron las primeras tres fechas del Clausura 2007, los felinos apenas han recibido un par de anotaciones y ya acumulan 219 minutos sin recibir gol.
El delantero de los Tecos, Emanuel Villa, les marcó el segundo gol del partido que perdieron 2-1 al minuto 51 en el Estadio Tres de Marzo, y desde entonces, la defensa universitaria ya no ha recibido ningún tanto.
El sistema que ha implementado Mario Carrillo ha tenido como característica principal el de mantener un orden defensivo y cuidar el cero en contra durante los partidos.
"Ha sido bastante sólida (la defensa), el hecho de no haber recibido gol en dos partidos consecutivos es importante para nosotros, y de ahí partimos, el mantener un cero y buscar obviamente el buscar la diferencia", comentó Mario Ruiz.
Ha habido algunas críticas, debido a que el equipo tal vez no es lo espectacular que muchos quisieran, pero en el aspecto defensivo, sí han avanzado.
Las llegadas del argentino Fabián Cubero, y sobre todo del paraguayo Julio César Cáceres, han apuntalado la zaga defensiva que recibió en promedio 2.17 goles por partido la campaña anterior.
Un -23 de diferencia de goles es una evidencia lapidaria del mal paso del equipo; sus apenas 14 puntos cosechados de los 51 posibles es otra más que evidente.
El arquero Cirilo Saucedo fue otra de las contrataciones que ha ayudado a que las redes felinas no se hayan mecido los últimos dos partidos, ya que secaron a las artillerías del peligroso América y el sábado al Morelia.
"La prioridad no es mantener el cero, es que gane", discrepó Saucedo, "lógicamente si mantienes el cero atrás, tienes más posibilidades de ganar, porque sólo necesitas tener un gol, tenemos que tener orden, tenemos que estar bien metidos".
En su momento, tanto América como el Morelia representaban importantes sinodales para el escuadrón de Carrillo.
Las Águilas llegaron al Estadio Universitario después de anotar nueve goles en sus últimos dos juegos jugados, y aquí se fueron en blanco.
Morelia también representó un importante sinodal para los felinos, ya que el equipo monarca inició el juego como el líder de la competencia y con cinco anotaciones en sus primeros dos compromisos, y la zaga felina se volvió a imponer.
Con Carrillo en el banco, Tigres recibió 12 goles en los últimos seis juegos del torneo pasado.
Pero parece que Carrillo ya encontró la medicina y el paciente auriazul ya está a punto de ser dado de alta.


 
 
Todos los Columnistas