Velázquez miente ante la Comisión Interamericana

 

Falsea información ante el organismo


Efraín Núñez Calderón

 

Ricardo Velázquez Cruz falseó su personalidad para presentar una queja ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por la presunta violación a las garantías individuales del gobernador Mario Marín. Velázquez se presentó como representante jurídico de una Organización No Gubernamental de derechos humanos, y no como consejero jurídico del Gobierno del estado.
En el documento presentado en días pasados a la CIDH, con sede en Washington, el funcionario mostró a Mario Marín Torres como un particular —cuyo domicilio se encuentra en el fraccionamiento San Ángel de esta ciudad, no en Casa Puebla —, y no como el gobernador acusado de violar las garantías individuales de la periodista Lydia Cacho.
Por si fuera poco, en el texto, Velázquez exhibe como pruebas de la “violación de garantías contra Marín” los testimonios que los ministros de la Corte han presentado en sus discusiones en el Pleno, es decir, desestima las versiones de los miembros del Máximo Tribunal de Justicia en el país, el cual ante la opinión pública dice respetar.
El periódico El Sol de Puebla publicó ayer el documento presentado por Ricardo Velázquez ante la comisión, donde, según la nota, el jurídico argumenta en varias partes del texto que “al haber sido intervenida una comunicación privada, significa un ilícito constitucional, pues violenta la parte conducente del artículo 16 de la Constitución, que establece como principio universal la inviolabilidad de dichas conversaciones privadas”.
Según consta en una copia del documento publicada en ese rotativo, Ricardo Velázquez se ostenta como el representante legal del “Centro Mundial de los Derechos Fundamentales de las Personas”, ONG. Sin embargo, da el domicilio de sus oficinas como consejero jurídico del Gobierno marinista: 4 norte, número 4, despacho 204, colonia Centro en la capital del estado.
“Solicitamos la intervención de esa Honorable Comisión, a partir de que se encuentran agotados los extremos de los requisitos de admisibilidad que establecen los artículos 46 y 47 de la Convención Americana de Derechos Humanos (Convención Americana), a saber: (…) II. Persona Afectada por la Violación de Derechos Humanos. Domicilio: avenida Xilotzingo número 73, fraccionamiento San Ángel”.
A lo anterior, se anexa el número telefónico: 233-83-80, y el correo electrónico: [email protected]. Asimismo, el consejero jurídico dio como pruebas las argumentaciones contra la investigación de los magistrados Emma Meza Fonseca y Óscar Vázquez Marín, que emitieron —el pasado 19 de septiembre— algunos ministros de la Corte, entre las que se aprecia el posicionamiento de José de Jesús Gudiño Pelayo.
A favor del mandatario poblano, el funcionario señala el análisis del hoy presidente de la Corte, Guillermo Ortiz Mayagoitia, quien presentó un proyecto que exoneraba a Marín del caso. Cabe decir que la propuesta de Ortiz Mayagoitia finalmente fue desechada por el resto del Pleno, ya que se basó en el resultado de las investigaciones de la primera comisión, por considerar que el caso no estuvo bien investigado.  

 


 
 
Todos los Columnistas