Los jóvenes reclaman Más oportunidades: Montaño

 


Hipólito Contreras

 

De  la  población total del país, de acuerdo a datos del INEGI, el 44.5  por ciento son  jóvenes entre los doce  y  los 29 años d edad. En  Puebla  este sector de  la  población representa el treinta por ciento, la tercera parte de su  población, es la cuarta entidad con mayor  población  juvenil.  Este sector, en el que está la mayor  capacidad intelectual y de  habilidades, enfrenta serios problemas, entre ellos el desempleo
Francisco Ramos Montaño,  director del Instituto Poblano de la Juventud, informó  que  por las opciones que  existen en materia educativa, la mayoría de los jóvenes están estudiando y  trabajando, sin embargo, un importante sector  ubicado en  la  Sierre Norte,  Sierra Norte y Mixteca, integrado  principalmente por jóvenes indígenas y campesinos,  necesita mayores apoyos a  través de  los diferentes programas  de  los gobiernos federal y estatal, en la misma situación están  los grupos  vulnerables.
Aseguró que  más de ochocientos  cincuenta mil  jóvenes se encuentran estudiando el nivel medio  superior  y superior, se  trata del grupo de  jóvenes entre  los quince  y  los dieciocho  años de edad. Puebla es el segundo estado después del  Distrito Federal con mayor  número de  universidades,  muchos  jóvenes  vienen de otros estados.
Preocupante  la deserción escolar
Sin embargo, pese a la  cobertura educativa que existe   capaz de  captar  a todos  los  jóvenes tanto en escuelas oficiales  como privadas, el problema esta en la terminación de estudios a nivel medio superior y  superior, las causas son diversas.
De cada  diez egresados de la educación media superior sólo dos culminan sus estudios de  nivel superior,  lo que quiere decir que ocho  jóvenes por diversas causas  no  lograr  concluir sus estudios superiores.
En Puebla, dijo, tenemos  la ventaja y ese es el sentir de muchos  jóvenes de  tener buenas  opciones en educación media superior y superior, se abren nuevas  posibilidades a través de los  institutos tecnológicos y  universidades tecnológicas y que el gobierno del estado  ha estado apoyando con el fin de promover   la igualdad de  oportunidades  para los  jóvenes de todo el estado.
Comentó que  si bien  Puebla tiene  muchas opciones  universitarias, la mayor parte de las instituciones son privadas, en las que la educación se paga, sin embargo, dijo,  tenemos  institutos  y  universidades tecnológicas públicas  y que deben ser aprovechadas  por  los  jóvenes.
Reconoció que respecto a la educación media superior existe  una suficiente oferta educativa  en el estado,  “el hecho de que 850  mil  jóvenes estén estudiando este  nivel  demuestra  la cobertura existe, por ejemplo los sistema  CBTIS, Colegios de  Bachilleres, la escuelas  tecnológicas, etc.”
Oferta educativa  existe en el estado, el problema mayor es la deserción escolar que se da  en todos  los  niveles educativos, pero sobre todo desde la secundaria, los  jóvenes dejan de acudir a sus  escuelas.
Del  cien por  ciento de los  niños que estudian primaria, entre un setenta y ochenta por ciento son los que ingresan a nivel secundaria, ese veinte  o treinta por ciento se  trata de niños que habitan en el interior del estado y que por motivos de  trabajo principalmente para apoyar  la economía familiar se dedican al campo  y  otras actividades.
A nivel secundaria los jóvenes que concluyen sus estudios sólo el cincuenta por ciento  ingresa el nivel preparatoria, lo que quiere decir que de cada diez alumnos sólo  cinco ingresan al nivel  siguiente, los factores  son determinantes: la autoestima, embarazos prematuros en  jovencitas,  trabajo para el sustento  familiar, fenómenos  socioeconómicos, “de aquí vienen los esquemas de secundaria  y preparatoria abierta, pero  también son muy pocos  los que terminan este proceso educativo.
En preparatoria o educación media superior del cincuenta  por ciento que  ingresa a este  nivel, de cada cinco cuatro culminan este nivel, pero son pocos los que terminan la educación superior, y es  un reducido el  número de  jóvenes que estudian algún posgrado.
En general, de cada cien  niños que ingresan a primaria, menos de veinte concluyen sus estudios  universitarios, “esta es una realidad  en Puebla y todo el país, necesitamos promover  más la  cultura educativa, la competitividad entre  los  jóvenes, lo fundamental es que a los  jóvenes de todo el estado se les  impulse,  ellos  pueden hacer  lo mismo que los  jóvenes de cualquier país en el desarrollo de la tecnología, científico, se han dado caos aislados de  jóvenes que son becados para estudiar en el extranjero,  esos casos  aislados queremos y promovemos porque sean casos de éxito, es la visión que tenemos en el instituto, un joven  que le  gusta la cultura,  la academia, el deporte, sean talentos, queremos que sean promotores de una cultura de  competitividad hacia  otros  jóvenes que  lo necesitan y que están esperando ser llamados”.
Desempleo el mayor problema
En materia de empleo el problema es preocupante  para los  jóvenes porque mientras por una parte se  da una suficiente oferta educativa, ya  no ocurre lo mismo con el empleo para los que egresan de las instituciones, “tenemos que  lograr acuerdos con la  iniciativa privada para que  los empleos sean dignos, mejor pagados, el  requisito de la experiencia  laboral pedimos que  no sea indispensable, se le debe dar oportunidad a los  jóvenes para poder  ingresar a las empresas”.
Reconoció que el panorama es gris  para los  jóvenes que egresan de escuelas universitarias como derecho, administración pública, medicina, odontología, sin embargo existen otro jóvenes  egresados de ciencias  políticas, administración, economía, arquitectos que encuentran  mayor  dificultades  para encontrar empleo.
Afirmó que existen pocas preparatorias que examinan a sus alumnos  sobre sus habilidades, de cada cien egresados menos de diez saben realmente lo que quieren estudiar, otros se dejan levar  por  lo que les  dicen los amigos  y  familiares, “esto también es causa de problema de  deserción porque la carrera escogida no es la  que esperaban, lo  importante es que se les oriente para que puedan descubrir su perfil, la carrera que realmente les  va a beneficiar porque  realmente  sus capacidades  van a ir  reflejadas”.
La demanda de empleo de los  jóvenes  rebasa en mucho  la oferta  de las empresas, sólo en el  Instituto  Poblano de la Juventud en sus bolsa de  trabajo se presentaron mil 800  vacantes, sin embargo  los que acudieron  en busca de  una oportunidad de empleos  fue del doble.
De la totalidad de  jóvenes en el  estado, un millón 445  mil, entre los  dieciocho  y  veintinueve años por  lo un treinta y cinco  y  cuarenta por ciento requiere un empleo.
De este  total de  jóvenes en el  estado  unos doscientos  mil son  los que están trabajando, el  problema  es que esos  jóvenes con empleo  sus ingresos son muy bajos, hasta un salario  mínimo, cincuenta pesos,  “muchos padres  jóvenes viven al día  con esos ingresos, esto llega a  generar problemas de divorcio, los  niños se ven en el abandono total, el  empleo es  la principal preocupación, promoverlo es el principal  interés, aunque también lo es recreación, cultura, educación”.
En el  Instituto se promueve  la cultura de los emprendedores, el desarrollo de proyectos productivos  y agroindustriales  ante dependencias del  gobierno estatal como  la  Secretaría de  Desarrollo  Rural y Social, “ayudamos a los chavos para que sus proyectos caminen y generen sus propios empleos, lo que  les  permite mayores  ingresos, por  ejemplo en  Zacatlán un grupo de  jóvenes se dedicaban a  vender  jugo de manzana en  la carretera con sistemas tradicionales, con el apoyo del gobierno del estado ahora tienen una microempresa en la que le han  dado valor agregado a su  producto”.
La  emigración de los  jóvenes es  una realidad  productos del desempleo  en el estado, ya  no es la Mixteca  la única región expulsora de  jóvenes, sino todo el estado, incluyendo  la capital del estado,  “`para muchos es más  fácil  irse a Estados  Unidos que quedarse, nos hemos topados con casos de  jóvenes que emigran y que regresan totalmente desmoralizados, muchos  creen que van a tener éxito en el vecino país, el mensaje que siempre hemos dado es que  aquí y en todos  lados es  igual, hay que esforzarse, prepararse, es mejor estar con la  familia y no tener que sacrificar ese nexo familiar, les ponemos como ejemplo los casos de éxito en las regiones, el éxito se  forja desde nuestro propio estado”.
Puertas cerradas en los partidos  políticos
Afirmó que en los distintos partidos  políticos las puertas están cerradas para los  jóvenes,  “los partidos   políticos necesitan reformarse, rectificar, mirar hacia  los  jóvenes, crear mecanismo de  capacitación, la  política no es ir  y  girar  una matraca, gritar o defender causas que ni ellos saben, sino de realizar  política social, proponer  políticas  públicas aun gobierno, defender los  intereses de los  jóvenes,  si existe  inquietud de  muchos  jóvenes de participar en política, lo que no existe es esa vinculación y esa llave que abra  la puerta para que ingresen a  un partido político, lo que se  requiere es cambiar  la visión que tienen  los partidos respecto a  los  jóvenes”.
La adicción a las drogas en los  jóvenes  en Puebla no es grave  como en otros estados, sin embargo, por las condiciones que prevalecen están en riesgo de caer,  “ante de te podías  topar con alguien que te ofreciera algo,  sin embargo, por las medidas de seguridad que se  han implementado en el estado han hecho que poco a poco sea un estado más seguro”.
El  Instituto tiene en marcha una campaña denominad “por tu salud” está enfocada a trabajar e informar a los distintos establecimientos, los changarritos, las tienditas para que no vendan bebidas alcohólicas y  cigarrillos a menores de edad, les informamos a qué disposiciones legales se atienen si venden  esos productos a menores de edad, esto además de los  talleres, pláticas, conferencias, páneles  vivenciales”.
Es  importante promover los lazos de confianza, el que  los  jóvenes se sientan parte de  una sociedad que los  está incluyendo, “hay otros casos de jóvenes y personas adultas que  presentan estos síntomas de caer en la garra de las adicciones porque no encuentran otro lugar donde  refugiarse, son padres de  familia, tienen problemas  muy severos en el  trabajo, tienen muchos años en el  mismo empleo”.
El suicidio en los  jóvenes
Ramos  Montaño aborda el caso de los  suicidios en Puebla, un problema que lejos de resolverse se complica,  es cada mayor  el número de  jóvenes que optan por esta medida fatal. En el Instituto existe un programa que se enfoca a la integración de  valores, a formar grupos de convivencia con otros jóvenes que enfrentan problemas, incluso  se les vincula en clase de regularización para niños de primaria.
A  los  jóvenes que están en riesgo del suicidio hay que  integrarlos,  hacerlos participar en actividades para que entre ellos se genere más confianza.
Respecto  al SIDA cuyos caso se han incrementado entre los  jóvenes el  Instituto trabaja en la cultura de  la prevención  y  capacitación en la que se les explican las consecuencias que se  generan si  no se actúa  con responsabilidad en el uso del condón, “a través de estas mecánicas  explicativas  y testimonios estamos promoviendo la   cultura de prevención, los testimonios reales son  una herramienta para que los  jóvenes se interesen  en informarse”.
La sociedad, afirmó, avanza a pasos agigantados, nuestra generación de  jóvenes de estar más preparada, capacitada y lista  para lo que  viene a futuro.

 

 

 


 
 
Todos los Columnistas