Seccionales priistas piden la cabeza de Álvarez Arronte


Selene Ríos Andraca

 

Seccionales priistas solicitaron la expulsión de Omar Álvarez Arronte, ex secretario de Gobernación del Ayuntamiento, pues las acusaciones de corrupción, lavado de dinero y enriquecimiento ilícito que hizo en contra de funcionarios de la administración municipal de Enrique Doger Guerrero, violentan los estatutos del PRI. 
Ante la propuesta de una “tregua” que hizo Valentín Meneses Rojas, dirigente estatal del PRI, entre Álvarez Arronte y Enrique Doger, Vázquez Arroyo la rechazó tajantemente  al asegurar que: “ya no podemos entrar al diálogo, esto ya parece un circo. Si Valentín quiere sentarse pues que él lo intente, pero nosotros ya no, nosotros tenemos que ser contundentes”.
En conferencia de prensa, el líder municipal del tricolor, Humberto Vázquez Arroyo, aseguró que la petición de los seccionales José Montiel Oliveros, Patricia Moreno Rosas, Orfa Castro Vargas y Evelia Roque Santillán será turnada a la Comisión de Justicia Partidaria del Comité Directivo estatal del PRI: “Y aunque al PRI estatal no le parezca, tendrá que darle respuesta, pues le enviaré copia al Comité Ejecutivo Nacional para su discusión”.
Vázquez Arroyo advirtió que si el PRI estatal no resuelve en los próximos días la propuesta de expulsión de Álvarez Arronte, simpatizantes de Enrique Doger manifestarán su queja en la Asamblea Nacional del PRI a celebrarse en los primeros días de marzo en la ciudad de México.
El pasado 20 de febrero los líderes seccionales Joel Montiel Oliveros, del 1008; Patricia Moreno Rosas, del 952; Orfa Castro Vargas, de la colonia Santa Lucía, y Evelia Roque Santillán, de San Isidro Castillotla, enviaron una petición al Comité Municipal del PRI, en el que piden la amonestación o expulsión de Álvarez Arronte.
De acuerdo al líder municipal priista, Álvarez Arronte violentó los artículos 223, 224 y 228 de los estatutos priistas, éste último en su fracción IV, el cual especifica que la expulsión procede si un militante realiza “actos de desprestigio de las candidaturas sostenidas por el partido u obstaculiza las campañas respectivas. Lleva a cabo actos similares respecto de los dirigentes o sus funciones, u otros que atenten en contra de la integridad moral o la vida privada de candidatos o dirigente, funcionarios o representantes populares priistas”.
En días pasados —12 y 20 de febrero— Álvarez Arronte arremetió en contra de los funcionarios dogeristas Alberto Ventosa, jefe de asesores; Ignacio Mier, secretario general; Jorge Ruiz, tesorero, y Enrique Doger, acusándolos de actos corrupción como lavado de dinero, enriquecimiento ilícito y falsificación de documentos, entre otros.
En consecuencia, los seccionales priistas antes mencionados, quienes argumentan que las acusaciones sin pruebas hechas por Álvarez Arronte afectarán al tricolor en el proceso electoral a celebrarse en noviembre próximo, exigieron una petición de amonestación o expulsión: “Los priistas del municipio de Puebla manifestamos nuestro rechazo ante la serie de declaraciones hechas por Omar Álvarez Arronte, difundidas en días recientes en los principales medios de comunicación, toda vez que constituyen una violación a los estatutos y demuestran su falta de compromiso para mantener la unidad del partido de cara a lo que será un año electoral de suma importancia para todos los priistas poblanos, aún cuando la dirigencia de nuestro partido en el municipio, en voz de usted (Humberto Vázquez), realizara un llamado de unidad para cerrar filas y evitar protagonismos inútiles como el del señor Álvarez”.
La denuncia será turnada a la Comisión de Honor y Justicia Partidaria, “pues sus actos por todos conocidos atentan contra el principio de respeto y compañerismo que debe prevalecer al interior de nuestro instituto, generando con ello una causal de amonestación o expulsión”.

 


 
 
Todos los Columnistas