Van contra explotación infantil

 

Ariadna García / Agencia Reforma

 

El Senado aprobó ayer diversas reformas legales para combatir la explotación sexual infantil.
Las Comisiones Unidas de Justicia y Estudios Legislativos determinaron que tendrán penas de ocho a 15 años de prisión quienes exploten sexualmente a este sector de la población.
El dictamen, que se subirá este jueves al pleno, establece que quien promueva el turismo sexual contra niños se hará acreedor a penas de siete a 12 años de cárcel, y quien almacene, compre o arrende material pornográfico sin fines de comercialización, será castigado con uno a 10 años de prisión.
Prohibe además emplear a menores en cantinas, tabernas o bares, y quien quebrante esa norma será castigado con uno a tres años de cárcel y multas equivalentes de hasta 300 días de salario mínimo.
También se niega el beneficio deliberacional a los sentenciados por pornografía, turismo sexual, lenocinio y trata de personas, por el alto grado de perversidad del responsable.
El dictamen sustituye la figura de delitos contra la moral pública y las buenas costumbres, por el nuevo concepto de "delitos contra el libre desarrollo de la personalidad".
Asimismo, indica que comete corrupción de menores quien los induzca a llevar a acabo actos de exhibicionismo corporal o sexual, y será sancionado con penas de siete a 12 años de prisión, y multas que van de 800 a 2 mil 500 salarios mínimos.


 
 
Todos los Columnistas