El contenido de las columnas y de opinión son responsabilidad de quien las escribe y no reflejan precisamente la linea editorial de este medio

Giorgana reaparece para subirse al carro de Blanca

 

Realiza secretario comida de unidad priistas

 

Selene Ríos Andraca / Efraín Núñez Calderón  

 

 En la comida de unidad priista nada prendió a los tres mil comensales. Nada. Ni Mario Marín Torres ni el discurso enérgico de Valentín Meneses. Mucho menos la cara bonachona de Melquiades Morales y pese a los pronósticos, ni la mismísima candidata Blanca Alcalá Ruiz despertó los gritos y las pasiones partidistas.


Vaya, ni siquiera hubo pelea por los mixiotes, el queso fresco o el chicharrón. Pues de eso sobraba en todas las mesas adornadas con flores de Atlixco.


La cita para reunir a Mario Marín con expresidentes municipales y la élite priista fue a las dos de la tarde en el jardín Tres Marías del empresario Julián Ventosa, pero ni el cálido ambiente del césped impecable, ni las flores traídas desde la ciudad con el mejor clima del mundo aclimataron a los presentes.


El acto fue tan frío como el recibimiento al gobernador, o como a Blanca Alcalá o como al eterno casi candidato Javier López Zavala, quien aprovechando el retraso del gobernador, abrazó a unos cuantos despistados que estaban más concentrados en hacerse un taco de chicharrón con salsa verde que en saludar a ese que por poquito la alcanza.


 —A ver, quiero escuchar un fuerte, muy fuerte y muy sincero, pero sobre todo sincero, no obligatorio, aplauso para el gobernador Mario Marín Torres. Uno de esos aplausos que se sientan en el corazón, que nacen en uno…


Clap. Clap.


—Uy, uy. Y eso que ya comieron. Otro aplauso, por favor, que no se escuche así de débil. Pero que se escuche fuerte que es para nuestro amigo Mario Marín.


Clap. Clap. Clap.


—¡Eso así! Ora pérense que el gobernador todavía no llega…


—Buuu…


Pero ya eran casi las tres de la tarde y ni las luces del gobernador y de la esperada y prometida Beatriz Paredes, y fue por eso que los meseros se apuraron a servir los mixiotes en las charolas y a repartir el queso fresco, el arroz y los Fersan de toronja, fresa y naranja para que los presentes no reprocharan la impuntualidad de los festejados.


En la mesa principal lucieron sus vestimentas de sábado por la tarde Blanca Alcalá, Humberto Vázquez, Valentín Meneses, Julieta Marín, Lucero Saldaña, Fernando Morales, Melquiades Morales, Claudia Hernández, Edith Cid y el anfitrión Víctor Manuel Giorgana Jiménez —Girgajana (sic) para Marín—, titular de la Asociación de Expresidentes Municipales del Estado de Puebla (Asemep).


Las canciones de Marco Antonio Solís, “El Buki” mayor, entonadas por un grupo de la Romero Vargas especialista en fiestas de quince años, coloreaban más la depresión del acto: “Cuida de tu vida en tu camino, yo siempre pediré a Dios por ti, por ese corazón que me dio tanto, pero acabó su encanto y lo perdí.”


Después de escuchar la canción “telenovelera” según la clasificó el intérprete, Marín arribó al jardín de Julián Ventosa, y como en sesión del Congreso, una comisión de cortesía acompañó al mandatario desde la entrada hasta la silla destinada para su cuerpo.


Y un “arriba Marín” quedó huérfano entre la lona blanca y los cientos de sillas que sostenían a exalcaldes de todo el estado. Cual chispoteada del Chavo del Ocho frente al profesor Girafales.
Beatriz Paredes no llegó al acto, mandó como su representante personal a Omar Fayad, alcalde de Pachuca, Hidalgo, quien fue el priista más emocionado por la candidatura de Blanca Alcalá, al comparar la elección de Puebla con el triunfo del tricolor en Yucatán.


Pero la emoción no era de todos, pues si Valentín Meneses saludó a Alcalá Ruiz fue porque “nobleza obliga”, con esas palabras inició un emotivo discurso sobre el escándalo de Mario Marín por participar en la aprehensión y violación de las garantías individuales de Lydia Cacho Ribeiro.


“Nobleza obliga a saludar, por qué no, a Blanca Alcalá, nuestra candidata a la Presidencia Municipal de Puebla.”


El líder estatal del tricolor justificó ante los exmunícipes y ante el representante personal de Paredes Rangel el dictamen desfavorable para Marín Torres en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, argumentando que todo era producto de una estrategia de la ultraderecha para afectar al Revolucionario Institucional.


“Pero Mario Marín será gobernador… bueno ya es, pero terminará su sexenio, será gobernador de seis años y no de menos, como la oposición quisiera.”


Clap. Clap.


Pero para la exsenadora Lucero Saldaña las palabras de Meneses Rojas no fueron convincentes. Sólo hizo una mueca, se acomodó el cabello y de plano no aplaudió.


Mario Marín tomó la palabra para asegurar que el mejor método de selección de candidatos es la designación de candidaturas de unidad, pues el resto de procedimientos sólo han afectado al tricolor.


“¡Ah, caray! Ahora resulta que la democracia le hace daño a los priistas”, susurró un comensal, produciendo la risa de su compañero de junto en una de las mesas cercanas a la principal.


“Blanca Alcalá es nuestra digna candidata, pues es tiempo de las mujeres, mientras en otros partidos les cierran las puertas a las mujeres, nosotros las abrimos de par en par. Pues como dice Giorjana (sic) el PRI sabe gobernar y gobernar bien”, señaló el mandatario.


Y para no perder la costumbre, el gobernador presumió las obras de su sexenio y repitió hasta el cansancio que su gobierno sigue adelante y trabajando todos los días por los poblanos.

 

Zavala no descarta buscar una diputación

 

Por la vía plurinominal y esperará lo que diga el PRI, sentenció el funcionario

 

Efraín Núñez Calderón


Javier López Zavala, secretario de Gobernación, no descartó buscar una de las candidaturas del PRI al Congreso local por la vía plurinominal. En breve entrevista, el funcionario marinista dijo que aún no se ha hablado del tema, sin embargo, comentó que será respetuoso de lo que su partido determine, en caso de que sea llamado por la dirigencia estatal para el puesto. En tanto, el gobernador Mario Marín destacó que su secretario de Gobernación es un joven político con un amplio camino por delante.

Ante la pregunta de si se ha planteado la posibilidad de arribar de nueva cuenta al Congreso del estado para buscar la Gran Comisión, López Zavala manifestó que aún no tiene nada decidido. Dijo que se encuentra ocupado en su puesto, resolviendo los temas de seguridad pública y de prevención en el estado: "Ya demostré que no estaba en campaña (.) me preocupan estos asuntos que tratamos, la prevención la seguridad pública merece un trabajo de tiempo completo", dijo:


-¿Pero no lo descarta? -preguntó un reportero.


-No lo hemos platicado, simple y sencillamente por ahora estoy dedicado en mi responsabilidad como secretario.


-¿Si su partido se lo pide? -se le insistió.


-No lo he evaluado, porque no hemos tenido tiempo de platicar, en estos momentos de emergencia estamos dedicados de tiempo completo. Seré respetuoso de lo que decida mi partido.


Indicó que en sus ratos libres apoyará como priista a Blanca Alcalá, candidata del PRI a la alcaldía capitalina.

 

 

Publicidad

Versión Online

 

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx