El contenido de las columnas y de opinión son responsabilidad de quien las escribe y no reflejan precisamente la linea editorial de este medio

   Denuncian a Mario Olvera

Acusan al representante de la Banda el Recodo de amenazar a su vecina

 

Según dice la constancia de hechos numero 4814/2007/Sur el pleito inició en el mes de junio, días en los que la vecina de Mario Olvera le pidió que reubicara un árbol. El árbol había sido plantado en la propiedad de la quejosa. Pero el representante musical se molesto por la queja y se mostró ofensivo y soez contra su vecina

 

Edmundo Velázquez 

 

Por amenazar con violar y matar a una de sus vecinas, Mario Olvera Acevedo, representante de Margarita La Diosa de la Cumbia y La Banda El Recodo, fue denunciado penalmente ante la Procuraduría General de Justicia.

En la constancia de hechos número 4814/2007/Sur por el delito de amenazas se narra cómo Olvera amedrenta a vecinos y se dice influyente por la amistad que tiene con el hijo del gobernador Mario Marín Torres. Con lenguaje soez el marinista amenazó de muerte a su vecina:

“Eres una malcogida… lo que voy a hacer es meterte la ver…

Voy a matar a tu perra y luego te voy a matar a ti”, según consta en la constancia de hechos.

El pleito inició en el mes de junio, días en los que la vecina de Mario Olvera le pidió que reubicara un árbol.

El árbol había sido plantado en la propiedad de la quejosa. Pero el representante musical se molesto por la queja y se mostró ofensivo y soez contra su vecina de quien omitimos su nombre por razones de seguridad.

La ofendida decidió quitar el árbol y llevarlo ante la mesa directiva del fraccionamiento Geo Villas Castillotla, pero por temor a la conducta violenta del representante musical, el presidente de la junta de colonos pidió que no lo metieran en problemas y se deslindó del hecho.

Todo por un árbol

Así lo relata la quejosa en su primera denuncia, declaración que sería presentada el día en que fue agredida por Olvera: “El ocho de junio del 2007, a las once horas acudí a la casa de mi vecino, el señor Mario Olvera Acevedo.

Apareció Mario Olvera en ropa interior y con una playera. Le dije que quería platicar con él para saber dónde le gustaría que se colocara el árbol. Y desde ahí la conversación se tornó áspera por su parte. Comenzó a levantar la voz y a no permitirme casi hablar.

Me dijo: “más te vale que no toques ese árbol, si lo haces te va a arrepentir y además tendrás que pagarme por haber comprado y tramitado la siembra del árbol” .

Le comentó que no tenía porqué pagarle pues lo iba a reubicar, no a tirar. Y el señor Mario Olvera comenzó a manotear y a gritar y me dijo: “en realidad lo que sucede es que eres una pendeja, y una mal cogida y lo que necesitas es que yo te meta mi ver…, pero no te preocupes, eso yo te lo arreglo”, y cerró la puerta, pero yo me quedé muy asustada”.

Siguieron las amenazas

Tras la primer agresión la quejosa decidió denunciar el hecho, se asesoró legalmente y a unos días de hacer su primera constancia de hechos una vez más fue agredida por Mario Olvera el día diez de julio. Según el contenido de la Constancia de Hechos número 4814/2007/Sur, el diez de julio el presidente de Geo Villas Castillotla, Alfonso Rojas acompañó a Mario Olvera al domicilio de la denunciante.

“Te vengo a buscar para que me pagues el árbol que me robaste”, dijo Olvera, su vecina le pidió que no diría más ni hablaría con él después del trato que le había dado, por lo que pidió que se refiriera hacia ella solamente por escrito. Olvera estalló y la insultó una vez más: “Eres una malcomida y lo que voy a hacerte es meterte la ver…, pero ahorita no te me antojas, es más, la has de tener podrida.

Te voy a obligar a que me pagues el árbol y te voy a robar los espejos y las llantas de tu coche voy a sacar mi arma y voy a matar a tu perra y luego te voy a matar a ti”. Acto seguido Olvera intentó golpearla pero Alfonso Rojas lo impidió. Olvera tomó la manguera de su casa, abrió la llave y mojó completamente a su vecina. La afectada continúa así el relato: “Me metí a mi casa, pero este señor se quedó tacando el timbre. Tocó mi puerta constantemente. De su celular comenzó a llamar a mi casa mientras gritaba: ‘Sal, vas a ver cómo te la vas a pasar. ¡Eres una puta miedosa! ¡Te estás escondiendo de mí porque tienes miedo…!’ ”

 

 

 

Publicidad

Versión Online

 

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx