_
Invitado Especal
La Quintacolumna


El contenido de las columnas y de opinión son responsabilidad de quien las escribe y no reflejan precisamente la linea editorial de este medio

  Consignan a madre que envenenó a sus hijos

La sanción podría ser de 20 a 40 años de prisión

 

 

Edmundo Velázquez  

 

La madre que envenenó a sus dos hijos fue consignada ya al juzgado penal de Tepeaca.

El día miércoles por la noche reaccionó luego de la atención suministrada en el Hospital General de Puebla, rindió su declaración y confirmó las constantes violaciones de las que fue víctima de su padrastro, según comentó la procuradora Blanca Laura Villeda.

Beatriz Castillo Castillo fue abusada sexualmente desde los 12 años. Ante su desesperación salió de su casa a los 16, fecha en que decidió casarse con su primer pareja, con quien concibió a Rubén Hernández, su hijo mayor. Con el tiempo, el marido de Beatriz tuvo que salir de México para conseguir trabajo en Estados Unidos.

Cuando ella se quedó sola nuevamente fue abusada por su padrastro. De estos ataques quedó una vez más embarazada.

"En su declaración la madre comenta que el marido se va a trabajar a los Estados Unidos. Pero el padrastro la vuelve a violar y de esa violación queda embarazada del segundo bebé", confirmó la procuradora. Cuando su madre supo lo que ocurría prefirió ignorarla. Ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ) la madre de Beatriz aseguró que ella era quien buscaba a su padrastro, porque evadió los abusos. La familia de su marido lo enteró del nuevo embarazo de Beatriz. Vía telefónica el esposo pidió que su hijo Rubén le fuera retirado a Beatriz.

"Ya se inicia la averiguación previa por violación, el padrastro escapó.

Él la dejó abandonada en el hotel, la encargó con la dueña pero ya no regresó. Quería evadir la responsabilidad en cuanto al sostenimiento del hijo.

La señora declara que le pidió apoyo a su mamá, la mamá en su momento, por el enojo de que el hijo era de su marido lo negó", relató la procuradora. Beatriz declaró que decidió suicidarse y matar a sus hijos porque se sentía sola, sin el apoyo de su pareja, abandonada por su madre y abusada por su padrastro.

Por eso fue que pensó que no podría salir adelante con sus dos hijos. "No tenía con qué darles de comer y que por eso toma la decisión", comentó al respecto la funcionaria. "Estamos únicamente trabajando la consignación por lo que hace al delito de homicidio en agravio de los menores. Y ya estamos integrando la averiguación por lo que es al delito de violación."

La sanción que podría enfrentar Beatriz por el asesinato de sus hijos será de 20 a 40 años de prisión por el delito de homicidio con la agravante de parentesco. Le corresponderá al juez penal de Tepeaca valorar el castigo.

Contra el padrastro de Beatriz se inició una averiguación por el delito de violación y después de su escape ha sido boletinado en varios estados vecinos, aunque las autoridades conocen que sigue en territorio poblano.

Cabe recordar que en una carta la madre explicó que era abusada constantemente, fue encontrada en la habitación número 3 del motel Chabe de Cuapiaxtla, lugar donde Beatriz intentó suicidarse y consiguió dar muerte a sus dos hijos el lunes pasado.  

 

 

Publicidad

Versión Online

 

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx