_
Invitado Especal
La Quintacolumna


El contenido de las columnas y de opinión son responsabilidad de quien las escribe y no reflejan precisamente la linea editorial de este medio

  Desaparecen la Policía Forestal

El corporativo de elementos de seguridad duró menos de seis meses

 

La desintegración grupo de seguridad se termino debido a que la Secretaría de Gobernación emitió permisos para que los pobladores de la zona talaran árboles

 

Edmundo Velázquez 

 

La creación de la Policía Forestal se agrega al listado de irregularidades en la Secretaría de Seguridad Pública estatal. Menos de seis meses duró el trabajo de los elementos entrenados para combatir la tala clandestina en Puebla, quienes hoy se encuentran esparcidos en bases estatales y grupos asignados a la capital poblana.

Elementos pertenecientes al desintegrado grupo, aseguraron que su actividad en zonas como La Malinche y el Izta-Popo se terminaron debido a que la Secretaría de Gobernación emitió permisos para que los pobladores de la zona talaran árboles.Cabe recordar que hace más de un año al menos 40 policías estatales fueron entrenados para los trabajos en zonas proclives a la tala inmoderada, según relató uno de los uniformados que participó en ese grupo especializado y de quien omitimos su nombre por motivos de seguridad. "Hubo un primer grupo de 20 elementos.

Ese grupo salió y luego entró otro más en el que yo participé. Cuando tuvimos el curso fue una especialización de seis meses y tuvimos otra de parte de la Semarnat, además de gente que nos preparó de Profepa", relató.

El primer grupo de policías forestales fue dado a conocer con bombo y platillo en el parque estatal Flor del Bosque, mientras un segundo grupo se preparaba en la Academia de Policía.

La primera camada de forestales fue bien equipada y de inmediato se le asignó la zona de La Malinche. Pero a la segunda generación no le tocó la misma suerte.

"El segundo grupo fue dado a conocer también en Flor del Bosque, pero justo cuando estábamos haciendo muchas remisiones por tala inmoderada en La Malinche y el Izta-Popo dejó de funcionar y se suspendieron trabajos y operativos. Incluso a la segunda célula de la Policía Forestal ya no la equiparon tan bien", relató el informante de CAMBIO.

"Ya no nos dieron uniforme, ya no nos dieron equipo, ya nada.

Trabajábamos con el mismo uniforme de la Policía Estatal, quizá lo hicieron para evitar gastos, pero decían que a Casa Aguayo seguían llegando los recursos." Poco tiempo después sin notif icarles los policías forestales, dejaron de ser enviados a las zonas de contingencia y fueron reubicados a la capital poblana y distintas bases estatales:

"Ahora estamos distribuidos. Otros los distribuyeron a sus bases en otros puntos del estado y otros más seguimos así, como policías. Ni se nos informó oficialmente si el grupo desaparecía y simplemente que cuando hubiera operativo nos iban a juntar."

Pero contrario a esto, miembros de la Semarnat y Profepa han llegado a la Policía Estatal para pedir apoyo y para que los policías preparados asistan a sus operativos, pero simplemente no son enviados. "La última vez que participamos los forestales en un operativo fue el año pasado, en septiembre u octubre.

Y el problema es que realmente hace falta, pero cuando vamos a La Malinche a hacer algún operativo ordinario por quejas de tala, robo de madera, muchos afirman que en esa zona el secretario de Gobernación ha dado autorizaciones para la tala de madera", finalizó el uniformado. mente equivocada. Yo sé que aquí en la Procuraduría hay gente muy valiosa que da su vida por su trabajo, como son los elementos de la Policía Judicial", comentó la funcionaria.

Aunque Blanca Laura Villeda aceptó que existen judiciales que en efecto se dedican a cometer ciertos atracos: "Algo que siempre se comenta de la Procuraduría es que la Policía Judicial es corrupta, que se dedica a atracar, hay quienes lo hacen, pero no todos.

La gran mayoría es gente de bien, la gran mayoría quiere trabajar y da su vida a la institución y sociedad para combatir el delito.

Por eso siempre he estado preocupada y lo he demostrado públicamente." Villeda insistió en que desde su llegada a la dependencia, el cuerpo de la Policía Judicial ha contado "con todo su apoyo". Y que ahora lo que resta es dar a conocer el trabajo de los buenos elementos de la PGJ e identificar a aquellos que no concuerdan con la procuración de justicia.

"Lo que tenemos que hacer es difundir el trabajo de esta gente que vale la pena y denunciar a aquellos que nos ponen en vergüenza.

Ésa es nuestra misión y convencer a la gente de que estamos haciendo las cosas bien", finalizó la procuradora.

Miembros de la Semarnat y Profepa han llegado a la Policía Estatal para pedir apoyo y para que los policías preparados asistan a sus operativos, pero simplemente no son enviados Sin notificarles los policías forestales, dejaron de ser enviados a las zonas de contingencia y fueron reubicados a la capital poblana y distintas bases estatales 

 

Publicidad

Versión Online

 

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx