El contenido de las columnas y de opinión son responsabilidad de quien las escribe y no reflejan precisamente la linea editorial de este medio

  De un balazo al corazón se suicida policía estatal

Edmundo Velázquez 

Ayer fue velado el policía Abraham García · Cambio Foto / Tere Murillo

 

De un balazo en el corazón murió el policía estatal Abraham García Hernández. Se quitó la vida después de una discusión con su mujer. Sus compañeros lo conocían mejor como "El Yordi".

 

Según declaró su esposa Guadalupe Ramírez Hernández, Abraham llegó poco antes de la medianoche en claro estado de ebriedad y comenzaron a reñir a gritos. "¡Ya no quiero vivir!", gritó Abraham durante la pelea. Su esposa no le hizo caso.

 

Él salió enojado hacia su recámara y cerró la puerta con violencia. Su mujer escuchó el portazo. Minutos después escuchó la detonación del arma Pietro Beretta 9 milímetros que su esposo tenía a cargo. Guadalupe corrió con sus vecinos a pedir ayuda. Sus conocidos llamaron al número 060 de la Policía Municipal y al número de emergencias 066 para pedir la presencia de paramédicos. Al lugar llegaron las patrullas 184 y 185 de la Policía Municipal, mientras que los paramédicos a su llegada poco pudieron hacer. Ya había perdido la vida.

 

Para el levantamiento del cadáver llegó el agente del Ministerio Público Demetrio de Benito Lara. Ante él, la esposa del uniformado desconoció el motivo que llevó a Abraham a suicidarse. "No teníamos problemas", dijo la declarante.

 

La constancia de hechos número 266/2007/AEH detalla sobre el suicidio ocurrido la madrugada del martes en la casa de Abraham, ubicada en la calle Segunda Privada de la 18 Norte número 3021 de la colonia 5 de Mayo.

 

El policía falleció a consecuencia de shock hipovolémico ocasionado por el traumatismo toracovisceral por el proyectil de arma de fuego. Alrededor de la una y media de la mañana terminó el levantamiento del cadáver del policía que tenía 29 años de edad. Ahí mismo fue identificado por su esposa Guadalupe Ramírez Hernández y Jorge Óscar Martínez López, su primo.

 

Jesús Morales, director de Vialidad, acudió a las capillas del IMSS ubicadas en el panteón de La Piedad · Cambio / Foto / Tere Murillo

"El Yordi" fue velado por sus familiares y compañeros de la Policía Estatal ayer en las capillas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMMS) ubicadas en el panteón de La Piedad.

 

"Era un gran compañero, nos sorprendió la noticia", comentaron cabizbajos los uniformados que ayer llegaron a la capilla para acompañar a la familia de Abraham.

"La verdad es que no lo esperábamos, era un muchacho muy tranquilo, nunca lo vimos en depresión, ni con problemas". A "El Yordi" le sobrevive un hijo de dos años de edad. Hoy su cuerpo será enterrado al parecer en el Panteón Municipal. 

 

Publicidad

Versión Online

 

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx