_
Invitado Especal
La Quintacolumna


El contenido de las columnas y de opinión son responsabilidad de quien las escribe y no reflejan precisamente la linea editorial de este medio

  Con altibajos, la aprobación a Mario Marín y Doger

El gobernador recibe calificación de 5.6; el alcalde de 6.2

 

El estudio de la gráfica de aprobación a la forma de gobierno de Mario Marín revela cuán vulnerable es la figura del gobernador cada vez que se le relaciona con el escándalo de la detención de la periodista Lydia Cacho.

 

 

Arturo Rueda

da click para ver en tamaño grande

 

La imagen del gobernador Mario Marín mantiene un trayectoria errática desde febrero de 2006, y aunque tiene etapas de recuperación sostenida, aún se encuentra muy lejos de recuperar el máximo posicionamiento que tuvo en diciembre, cuando su aprobación alcanzó los 7.5 puntos.
El sondeo más reciente de Opina, correspondiente al mes de julio, revela que cada vez que el escándalo de Lydia Cacho resurge en los medios de comunicación, así como la investigación que practica la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la imagen del gobernador se resiente entre tres o cuatro puntos. Así, la calificación que los poblanos le dan hoy a Mario Marín es de 56 puntos.


Por su parte, la imagen del alcalde Enrique Doger mantiene una estabilidad mayor, sin tantos sobresaltos, recibiendo 65.7 puntos de calificación. Sin embargo, tiene un ligero descenso en comparación con la que tenia en diciembre del año pasado, cuando alcanzó los 72 puntos de aprobación a su gestión. Los ataques reiterados a su gestión en los últimos meses han hecho poca mella en la imagen del alcalde, perdiendo apenas 4 puntos en los últimos meses.


La imagen del presidente también muestra sus altibajos. Después de un inicio de sexenio incierto, en el que apenas recibía 46 puntos de aprobación, para el mes de abril llegó a crecer hasta los 63 puntos. Sin embargo, a partir de ese momento inicio un descenso sostenido que lo mantiene reprobado hasta hoy, con 59 puntos y un rechazo muy semejante al que tenía en el inicio de sexenio.


El estudio de la gráfica de aprobación a la forma de gobierno de Mario Marín revela cuán vulnerable es la figura del gobernador cada vez que se le relaciona con el escándalo de la detención de la periodista Lydia Cacho. Si seguimos la línea de tiempo, vemos que entre febrero y marzo la aprobación al gobierno marinista cae casi en forma vertical y toca suelo en mayo, cuando apenas 1 de cada 3 poblanos lo aprobaba. A partir de ese momento comienza una lenta escalada que le permite llegar a 55 puntos. Sin embargo, vuelve a caer en la segunda quincena de septiembre, después de que la Suprema Corte decide ampliar la investigación contra el gobierno estatal.


En enero de 2007, casi un año después de que inició el escándalo, Marín fue nuevamente aprobado por la ciudadanía con 62 puntos. Sin embargo, su posicionamiento vuelve a caer con las conclusiones de la investigación de la Suprema Corte, que se prevé sean retomadas probablemente en el mes de octubre.

Ficha técnica

La encuesta de Opina se levantó los días 17, 18 y 19 de julio de 2007 en los seis distritos electorales locales que se ubican en el municipio de Puebla. El tamaño de la muestra fue calculado en 1 mil 762 entrevistas totales, con un error estadístico del +- 2.33 por ciento y una confiabilidad del 95 por ciento.

 

Publicidad

Versión Online

 

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx