_
Invitado Especal
La Quintacolumna


El contenido de las columnas y de opinión son responsabilidad de quien las escribe y no reflejan precisamente la linea editorial de este medio

  Denunciarán al Vale por golpes y amenazas

Priistas de Tehuacán tomarán sede estatal del PRI por imposición de candidato

 

Jesús Hernández, aspirante a la Presidencia Municipal de ese municipio, asegura que el dirigente del tricolor lo amenazó y le arrebató la candidatura dos veces para imponer a Félix Alejo Domínguez. El ex candidato revela que hasta Javier López Zavala lo felicitó por su nominación

 

Selene Ríos Andraca 

 

Le mentó la madre al dirigente del PRI Cambio/ Foto/ Ulises Ruiz

Este día Jesús Hernández Barbosa y sus simpatizantes tomarán las oficinas del Comité Directivo Estatal del PRI, en protesta porque Valentín Meneses Rojas le arrebató la candidatura a la Presidencia Municipal de Tehuacán, a pesar de que Javier López Zavala lo había felicitado personalmente en la sede de la Secretaría de Gobernación.


El conflicto interno del PRI en Tehuacán, generado por la imposición de Félix Alejo Domínguez, llegó hasta los golpes. La semana pasada Hernández Barbosa se enfrentó a Valentín Meneses, y entre gritos y desacuerdos, la violencia física imperó en la escena. Razón por la cual, esta semana el tehuacanense presentará una denuncia penal contra el líder estatal del tricolor por golpes y amenazas.   


El viernes 20 de julio se acrecentó la pugna interna del tricolor: “Todo parece indicar que el PRI le está entregando la ciudad al PAN, como lo hizo hace tres años” indicó Jesús Hernández, quien considera que son las indecisiones de parte de Valentín Meneses y las imposiciones de Roberto Marín Torres los principales factores de la crisis del ex partidazo.


En entrevista con Cambio, Hernández Barbosa aseveró que las encuestas del Comité Directivo Estatal le dan el triunfo para la candidatura, empero, Félix Alejo tiene la ventaja de ser amigo de Luis Cobo, socio del empresario textilero Kamel Nacif Borge. 


Las encuestas del Comité Directivo, dijo Hernández, califican a Félix Alejo con el 70 por ciento de desconocimiento, no presentó el examen para abanderado a presidente municipal y aún así lo nombraron candidato de unidad: “hubo mucho descontento en la población. Hay bardas pintadas en protesta a la imposición. A Félix no lo apoya nadie, porque nadie lo conoce”.   


En dos ocasiones Jesús Hernández fue nombrado el candidato de unidad a la alcaldía de Tehuacán. La primera fue en los resultados de las encuestas, por obtener el primer lugar. En esos días nombran la fórmula: Jesús Hernández para edil, Félix Alejo para diputado.


Después de unos días, la candidatura de Hernández se desvanece sin razón aparente. El martes 17 de julio Meneses Rojas busca a Jesús Hernández y lo cita el miércoles en el City Express.


En la reunión del City Express, Meneses y Maximiliano Silerio Esparza le ofrecen la presidencia de la Liga de Comunidades Agrarias, alguna subsecretría de estado o la diputación local.


“Yo rechazo los cargos, no soy chambonero político. Yo quiero ser el presidente municipal”.


Después de los ofrecimientos, Valentín Meneses y Maximiliano Silerio lo nombraron, por segunda vez, candidato del PRI a la presidencia municipal, y su nombramiento duró poco más de 24 horas.


Una vez que Meneses Rojas, Maximiliano Silerio, Fernando Camargo y Félix Alejo lo felicitaron por la candidatura, Jesús Hernández y Alejo se trasladaron a Casa Aguayo, donde se encontraron con Javier López Zavala,


López Zavala, narró Hernández, le hizo saber que el PRI ganaría con su postulación, que el gobernador estaba de acuerdo y les propuso realizar una estrategia de campaña para vencer a Acción Nacional.


Durante la reunión, López Zavala se comunicó desde Casa Aguayo con Álvaro Alatriste, ex alcalde de Tehuacán hoy inhabilitado por el Órgano de Fiscalización Superior por irregularidades en cuenta pública 2004, para aviarle que Jesús Hernández era el elegido.


Según Hernández, Alatriste festejó el nombramiento y colgó el auricular, mientras López Zavala se ponía de pie para abrazar a la fórmula.


El viernes 20, en una reunión nocturna en el Comité Directivo Estatal, Meneses Rojas y Silerio Esparza le anunciaron que el candidato era Félix Alejo: “Y hazle como quieras”.


Fue ese día cuando Meneses y Hernández se liaron a golpes en la presidencia del PRI, mientras Silerio Esparza trataba de calmar los ánimos. 

 

El zafarrancho

—¿Cómo fue la reunión de City?


—A la hora de citarme en el City Express, llega primero Valentín, luego Maximiliano, Fernando Camargo, Félix Alejo Domínguez, candidato de unidad. Se me insiste en que acepte la candidatura a la diputación, yo se la rechazo. Me vuelve a insistir la candidatura a la diputación. Camargo también me insiste y me argumenta que necesitan a alguien en el Congreso. Yo vuelvo a decir que no. Se voltean a ver Maximiliano y Valentín Meneses se levanta y me dice: “Felicidades, Jesús, eres el nuevo candidato a presidente municipal”. Me felicitan los demás, incluido Félix, quien recibe instrucciones de presentar su renuncia a la candidatura de unidad para que lo nombraran candidato a la diputación. Félix aceptó, dijo que era disciplinado y que aceptaba. El propio Meneses esgrimió que él era un candidato que perdería porque tenía mucho rechazo allá…


—¿Tenía Félix que declinar?


—Cuando se toma la decisión de que yo sea el candidato, se informa que se daría una rueda de prensa en el Hotel México a las 12 del día. Después del desayuno nos trasladamos a una reunión con Javier López Zavala en Casa Aguayo, nos recibe, nos felicita, y me felicita porque yo sea el candidato. Javier López pide comunicarse con Álvaro Alatriste, él concuerda con que yo sea el candidato. Manifiesta su acuerdo él y otros personajes con mi candidatura. También me informaron que el gobernador Mario Marín siempre quiso que yo fuera el candidato y que me diera una felicitación. En Tehuacán se enteran que yo era el candidato, todos se enteran. Incluso Sergio Gómez acepta que yo podía darle batalla, él es el candidato del PAN.


—¿Y qué pasó?


—El viernes me llamó por teléfono Valentín Meneses, me citó a las 9 de la noche en Puebla. Llegué a la ciudad, nos recibió a las 11 de la noche y no llegó Félix Alejo. Dentro están Maximiliano Silerio, el doctor Domingo, otra persona y Valentín. Antes de sentarme a la mesa me dicen: “No vas por Tehuacan”. “No es justo”, respondí. Ya me habían dicho que sí.


Maximiliano me dijo: “Hay más tiempo que vida”.Yo le dije: “Me dieron su palabra. ¿Me están vacilando? Díganme por qué. Esto no se hace, Valentín”. Valentín me dijo: “Mira, cabrón, ya te dije que no vas”,  yo, alterado, le respondí: “Respétame. Esto no tiene madre, Valentín”. Valentín me gritó: “Hazle como quieras… ¿Qué traes? Salte.


Yo no me salgo hasta que me expliquen,” dije. “Pues chingas a tu madre”, me dijo.

 

La advertencia.
“Y nos empezamos a agarrar a madrazos. Nos mentamos la madre mutuamente. Maximiliano sentado, expectante. Yo liándome a golpes con Meneses, a ese grado llegamos. Afuera de las oficinas estaba mi hijo y lo amenazaron. Ya lo dije: ‘si algo le pasa a mi familia o a mí, es culpa de Meneses Rojas’.

 

Presentaremos una denuncia penal en contra de Meneses Rojas, por amenazarme, por insultarme y por golpearme”.
 
LLAMADO
“Y nos empezamos a agarrar a madrazos. Nos mentamos la madre mutuamente. Maximiliano sentado, expectante. Yo liándome a golpes con Meneses, a ese grado llegamos. Afuera de las oficinas estaba mi hijo y lo amenazaron. Ya lo dije: ‘si algo le pasa a mi familia o a mí, es culpa de Meneses Rojas’.

 

Presentaremos una denuncia penal en contra de Meneses Rojas, por amenazarme, por insultarme y por golpearme”.

 

Publicidad

Versión Online

 

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx