El contenido de las columnas y de opinión son responsabilidad de quien las escribe y no reflejan precisamente la linea editorial de este medio

  “Pura fantasía”, venta de información privilegiada

Niegan existencia de gaceta clandestina del TSJ

 

Edmundo Velázquez 

 

Guillermo Pacheco Pulido y Mario Marín ·Cambio/ Foto/ Ulises Ruiz

“Como puras fantasías” definió Guillermo Pacheco Pulido la creación de una gaceta no oficial que difunde su secretario adjunto Enrique Ruiz Delgadillo a cambio de 50 mil pesos mensuales.


A cambio del pago, el documento informa puntualmente a abogados sobre litigios, dictámenes, sentencias y órdenes de aprehensión, según fue publicado el día de ayer en un artículo de opinión
del Pablo Rangel Sarralengue en e-consulta.

 

Sobre el señalamiento, Ruiz Delgadillo aseguró que el caso relatado en un artículo de opinión es solamente “una calumnia” y negó categóricamente que él venda información privilegiada.


“Es calumniosa. No puedo proceder porque no conozco (la información publicada). No existe ninguna gaceta. No hemos tenido nunca información privilegiada ni la vamos a tener. Eso es función de cada órgano jurisdiccional y nosotros no tenemos intervención con ningún órgano jurisdiccional”, se limitó a decir el secretario adjunto de la Presidencia del Tribunal Superior de Justicia.


Entrevistado durante el desayuno en que trabajadores del Tribunal festejaron el día del abogado, Ruiz Delgadillo se mostró molesto por el tema:


—Yo desconozco la nota. No sé de qué me están hablando. Si dicen sobre una gaceta yo la verdad desconozco.

 

—Es una gaceta de la que se dice que se pagan 50 mil pesos mensuales, que se integra de casos, procedimientos y órdenes de aprehensión… —se le insistió.


—Yo le diría, sin conocer la nota, que es totalmente falso lo que están diciendo. Es totalmente falsa e incluso hasta es calumnioso —concluyó el entrevistado.


Sobre el mismo tema, Guillermo Pacheco Pulido fue parco. Se limitó a decir que se trataba de una fantasía. “En el Tribunal no hay venta de información privilegiada (…) es fácil, que la muestren. Si existe,
que la muestren.”


La gaceta funciona, según el artículo de Pablo Rangel, gracias a que Enrique Ruiz Delgadillo mantiene comunicación directa con las juezas del TSJ, quienes dan información debido a que temen ser cambiadas a juzgados al interior del estado de Puebla.

 

Los casos por debajo de la mesa

 

A continuación reproducimos el texto publicado el día miércoles en el portal digital e-consulta donde se detalla la manera en que opera la gaceta clandestina en el Tribunal Superior de Justicia.


Pablo Rangel Sarrelangue


La gaceta del TSJ


“Así se denomina a un informe que mensualmente Enrique Ruiz Delgadillo, secretario adjunto a la Presidencia del Tribunal Superior de Justicia, distribuye a los despachos de mayor prestigio en la entidad. El contenido de este informe es valiosísimo para los abogados que mensualmente pagan de veinte a cincuenta mil pesos por recibirlo.


”Según lo ordenó Ruiz Delgadillo a todos los jueces penales deben por disposición del presidente del Tribunal Superior de Justicia, remitir a la Secretaría Adjunta de dicho Tribunal, un informe mensual de órdenes de aprehensión libradas y averiguaciones con mandato de captura pendiente de librar, esta información se remite por Enrique Ruiz Delgadillo al titular de los despachos que se encuentran inscritos a la gaceta clandestina del Tribunal. Sobre este particular me platica el licenciado José Luís Castillo Bretón: ‘mi familia pagó cien mil pesos al abogado Carcaño quien nos informó que en mi contra en el juzgado noveno de lo penal había una orden de aprehensión y se me acusaba de un fraude de cuarenta y ocho millones de pesos’ —uno de los abogados suscriptores de la gaceta—.


”La conducta que ha venido asumiendo el funcionario que cito ha generado molestia en muchos jueces de la entidad, pero señalan a quien escribe de estas líneas, que básicamente el problema reside en la presión que aceptan las damas titulares de los juzgados en la capital, quienes con el temor de ser removidas al interior del estado se someten a las órdenes directas de Enrique Ruiz Delgadillo, con quien mantienen una frecuente comunicación en los teléfonos 2222382780 y 2225019907.


”El segundo de los números telefónicos que cito no fue intervenido por la Comisión Investigadora de la Corte ya que con secrecía se otorgó a ciertas juzgadoras al igual que un teléfono Nextel que hoy resulta de batalla al secretario adjunto del Tribunal Superior de Justicia. Las señoras juezas caen en un verdadero dilema cuando se les obliga a hacer o dejar de hacer un acto inherente a sus funciones, pues se les indica que en caso contrario pueden ser removidas a juzgados como Chiautla de Tapia, Teziutlán, Tetela de Ocampo, entre otros distritos.


”Ignoro si hechos como los que aquí cito sean conocidos y consentidos por el gobernados del estado, lo cierto es que como acertadamente señala uno de los nuevos magistrados del Poder Judicial ‘LA JUSTICIA ESTA SECUESTRADA POR UNA ASOCIACIÓN DELICTUOSA Y LO PEOR DE TODO ES QUE EN LOS PLENOS ESTA ASOCIASION DELICTUOSA ES LA QUE TOMA DESICIONES’.


”En recientes días fuerte ha sido el rumor de que el licenciado Guillermo Pacheco Pulido optara por jubilarse y que su lugar será ocupado por el magistrado Arturo Madrid Fernández, hombre de todas las confianzas del Ejecutivo Local.


”El rumor de referencia representa propiamente un sondeo de quien no supo ‘amar a tiempo y desatar a tiempo’, de ese personaje cuya frustración de no alcanzar la gubernatura del estado lo llevó a la soberbia y ambición total. Reitero lo expuesto en mi anterior columna, se requiere una reforma integra a la Ley Orgánica del Poder Judicial local, la Autonomía del Poder Judicial debe ser ejercitada por el Tribunal Pleno, pero ello requiere la remoción de por lo menos cinco de sus miembros que han causado irreparable daño a la sociedad, ya que imagine amigo lector, hay quienes contundentemente sostienen que una de las magistradas del Tribunal Superior de Justicia ni siquiera es abogada titulada.


”Las mafias de abogados que ‘litigan’ bajo las directrices y con el apoyo de magistrados y Jueces no sólo generan una desleal competencia —esto es lo de menos frente al intelecto que nunca tendrán—, lo verdaderamente grave, es que ciertamente toman de rehén a la sociedad, quebrantan los principios de justicia y equidad pisoteando tras el poder a la ley Suprema del País jactándose de un Constitucionalismo hipócrita que sólo adormece al ignorante.

 

”Muchos serían los medios de comunicación y pseudoperiodistas que verían disminuidos sus ingresos quincenales con una reestructuración del Poder Judicial, por ello el inefable y comprometido silencio, por ello el temor a la crítica… por ello el temor a la verdad, frente a lo cual me admira que la Gaceta de Enrique Ruiz Delgadillo sea el único medio de selecta comunicación que nada teme. Por último es bueno saber que Jorge Ramón Morales Díaz, exdelegado de la Comisión de Derechos Humanos, excluido de la Comisión Nacional, regresa a Puebla como juez penal y civil y Ciudad Serdán, ello por acuerdo Plenario del TSJ.”

 

Publicidad

Versión Online

 

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx