El contenido de las columnas y de opinión son responsabilidad de quien las escribe y no reflejan precisamente la linea editorial de este medio

  Policías estatales se quedaron sin aumento

Acuerdan terminar con sus protestas a cambio de bono de mil 500 pesos anuales

Efraín Núñez Calderón  

 

El secretario de Gobernación con las Comisión negociadora de los estatales ·Cambio/ Foto/ Tere Murillo

La Policía estatal levantó de forma definitiva el paro parcial de labores sin lograr el aumento salarial que demandaban los uniformados. La comisión negociadora de los más de 5 mil policías se conformó con el pago de un bono, en una sola emisión anual, de mil 500 pesos similar al resto de los burócratas. De igual forma tendrán que esperar para renovar sus uniformes.


Tras firmar el acuerdo con Gobernación para poner fin a la huelga, Saúl Ramos, uno de los representantes de los uniformados, señaló que Javier López Zavala, titular de la dependencia, les aseguró que la Contraloría estatal sí investiga a Mario Ayón Rodríguez, secretario de Seguridad Pública. La salida del funcionario sigue siendo una demanda de los policías estatales.


Repentinamente y luego un intento fallido por llegar a un acuerdo el viernes pasado, las autoridades llamaron a los policías estatales a las oficinas de la Secretaría de Gobernación en Casa Aguayo. Alrededor de las 10 de la mañana los quejosos se entrevistaron con López Zavala y después de dos horas de reunión anunciaron la determinación.


Sin embargo, el discurso de la comisión cambió. La demanda de aumento salarial que tuvo durante un mes en paro a los uniformados fue satisfecha con apenas un bono de mil 500 pesos, mismo que se da en una emisión, cada año.


Para Saúl Ramos lo anterior no significó “doblar las manos”, sino “ser flexibles” para negociar y lograr avances: “No es tanto doblar las manos, sino negociar, dialogar, por eso fuimos flexibles para poder dialogar”.


Por si fuera poco, los policías tendrán que sacrificar la renovación de sus uniformes por obtener los mil 500 pesos de bono y 500 pesos más en la compra de útiles escolares. Así lo dio a conocer López Zavala, secretario de Gobernación:


“De los mil 500 pesos que se estaban pidiendo en el rubro de prestaciones, por esta ocasión 500 pesos son autorizados por este rubro y mil pesos se tomaron del área de chamarras y uniformes. El otro compromiso es trabajar en la reparación de las bases de operación. Apoyo con viviendas, armamentos, capacitación, viáticos, alimentación. El próximo año se analizará el aumento del salario”, manifestó el funcionario.


Por su parte, Saúl Ramos, dijo que sus compañeros están satisfechos por el momento en cuanto a la adquisición de útiles escolares y el resto de las prestaciones, sin embargo, esperan resultados de la investigación de la Contraloría de resultados en contra de Mario Ayón:


“Nos dijeron que se está haciendo una investigación por parte de Sedecap. Hemos estado pidiendo la salida de Mario Ayón y se seguirá pidiendo porque con una persona así no vamos a poder trabajar a gusto.”

 

Los “logros” de los uniformados


Pago de un bono, en una sola emisión anual, de mil 500 pesos
500 pesos para útiles escolares.
Apoyo con viviendas, armamentos, capacitación, viáticos, alimentación.
Reparación de las bases de operación.
El aumento al salario, se negociará hasta el próximo año

 

 

 

 

Publicidad

Versión Online

 

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx