El contenido de las columnas y de opinión son responsabilidad de quien las escribe y no reflejan precisamente la linea editorial de este medio

  Hernández Quintana, un señuelo del marinismo

Tratan de esconder al caballo negro del gobernador, dice el diputado panista Raymundo García

 

Efraín Núñez Calderón 

 

El legislador panista Raymundo García · Cambio/ Foto/ Archivo/ Tere Murillo

Mientras Víctor Manuel Sánchez Ruiz, contralor estatal, palomeó a Víctor Manuel Hernández Quintana como uno de los mejores candidatos a suceder a José Doger Corte en el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis), Raymundo García García, diputado panista, dijo que este auditor es un completo desconocido, más aún, para el legislador local, Hernández es un “señuelo” del marinismo.


A unos días de que se lleve a cabo el relevo de Doger Corte en el Orfis, comienzan a manejarse los nombres de los más fuertes. El quintacolumnista Mario Alberto Mejía publicó ayer que David Villa Issa, subsecretario de Egresos de la Secretaría de Finanzas (SFA) se encuentra detrás de Víctor Manuel Hernández, propuesto por la Universidad Autónoma de Puebla (UAP) y el Colegio de Abogados, entre otros, para ser el nuevo titular del Orfis.


Entrevistado al respecto, Víctor Manuel Sánchez Ruiz, contralor estatal dijo desconocer si Hernández Quintana es la propuesta del gobierno del estado, sin embargo, calificó al auditor de algunos organismos del gobierno estatal como uno de los profesionales en esta área, además de contar con alto grado de confiabilidad:


“Es un Contador Público certificado, auditor de experiencia, de prestigio, tiene experiencia en la auditoría pública desde el 2005. No sé si sea propuesta del gobierno. No tengo que ver en alguna de las etapas de selección, soy ajeno al proceso. No se si detrás de él está Villa Issa”, indicó.

 

El señuelo del marinismo


Para el diputado local del PAN Raymundo García, Hernández Quintana es un completo desconocido, cuya candidatura en su opinión se parece más a un “señuelo”, es decir, “el caballo negro”, del gobierno del estado, el cual viene a cubrir al verdadero candidato gubernamental.


Sin embargo, García García advierte a la fracción priista en el Congreso local que si se trata de “mayoritear” en el pleno para elegir al sucesor de José Doger Corte, el tricolor no contará con el aval del PAN. Más aún, aseguró que una imposición de los priistas estará sujeta a los resultados del proceso electoral del 11 de noviembre:


“Un nombramiento a través de un mayoriteo es riesgoso para el PRI, estaría nombrando a una autoridad deslegitimada, producto de prácticas de las mejores épocas del autoritarismo. Sin embargo, el nuevo titular estará sujeto a los resultados electorales del 11 de noviembre, donde el PAN tendrá mayoría, esto puede constituir un freno a una decisión autoritaria.”


Manifestó que el nuevo titular del Orfis debe ser producto de un consenso, incluso dijo que si el PRI tiene esa intención podrá contar con el apoyo del PAN para legitimar al sustituto: “Ojalá no suceda algo similar al nombramiento de los integrantes de otros organismos como el IEE. Se busca un titular nombrado de manera unánime.”


Además, García se deslindó de Armando Valerdi Rojas, otro de los aspirantes propuestos por la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP). Al respecto hizo referencia de que quien lo propuso en el pasado como el sucesor de Enrique Doger en la UAP fue el hoy gobernador Mario Marín Torres:


“Este señor Víctor Manuel es un señuelo, esa es mi hipótesis, eso es grave porque en el ejercicio político de la presente administración se han usado ‘caballos negros’, siempre están ocultos. No sé quien está detrás de ese señuelo”, señaló.


Por su parte, Víctor León Castañeda, líder de la bancada albiazul en el Congreso del estado manifestó que en su momento analizarán las posturas de los aspirantes, sin embargo, aclaró que de comprobarse que el gobierno del estado está detrás de Víctor Manuel Hernández Quintana, le exigirán a la administración marinista que saque las manos del proceso:


“El PRI por sí solo no tiene las dos terceras partes de los diputados para aprobar al auditor, ese asunto hay que valorar. Seria costoso políticamente para el PRI buscar un mayoriteo, no es conveniente para ellos que se vayan así. Si está detrás de este personaje el gobierno, que saque las manos, si no, no se cumpliría con el espíritu que establece la ley para la designación del auditor.”


Asimismo, reconoció el trabajo de Doger Corte al frente del Orfis, sin embargo, manifestó que en muchas ocasiones tuvo que supeditarse y acatar la línea impuesta por el gobierno del estado en la aprobación de las cuentas públicas.

 

LLAMADO
“Este señor Víctor Manuel es un señuelo, esa es mi hipótesis, eso es grave porque en el ejercicio político de la presente administración se han usado ‘caballos negros’, siempre están ocultos. No sé quien está detrás de ese señuelo”.

 

 

Publicidad

Versión Online

 

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx