El contenido de las columnas y de opinión son responsabilidad de quien las escribe y no reflejan precisamente la linea editorial de este medio

  Exigen españoles mejoras a FCH 

Les preocupa CETU, exceso de trámites, falta de infraestructura e incertidumbre jurídica

 

 

Ernesto Núñez  / Agencia Reforma

Felipe Calderón y José Luis Rodríguez Zapatero, acompañados de sus respectivas esposas, recorrieron este
domingo la zona arqueológica de Chichén Itzá ·Foto / Agencia Reforma / Isra el Rosas

 

Frente al Presidente Felipe Calderón, empresarios de España manifestaron ayer su preocupación por la reforma fiscal, la lentitud en los trámites, la insuficiente infraestructura y la incertidumbre jurídica en México.


"Hay una incertidumbre sobre un tema muy polémico en este momento en el País, que es la incertidumbre que está generando la implantación del CETU (Contribución Empresarial a Tasa Única) sobre la actividad turística", señaló Javier Gómez Navarro, presidente de las Cámaras de Comercio del Reino de España.


En el encuentro en el que estuvo también presente el Presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, el líder empresarial ibérico planteó las inquietudes de sus representados por la tramitología que enfrentan en México.


"Los empresarios piden mayor celeridad en la resolución de los permisos y solicitudes. No es en absoluto una presión sobre que los permisos sean positivos o negativos, sino que se respondan en un plazo más breve, y que por lo menos puedan abordar las decisiones en plazos más razonables desde el punto de vista empresarial", expresó Gómez Navarro.


Ante esta inesperada intervención, el Presidente Calderón defendió su proyecto de reforma hacendaria como una propuesta con enfoque social.


Aseguró que no tiene por qué afectar a aquellas empresas que están pagando adecuadamente la tasa que les corresponde de Impuesto Sobre la Renta.


"Es un impuesto precisamente de control", dijo, "es una contribución que se aplicaría si y sólo si los niveles de tributación no corresponden al diseño original del ISR, dependiendo del caso".


Gómez Navarro fue ministro de Comercio y Turismo en el gobierno socialista de Felipe González, entre 1993 y 1996. En 2005 llegó a la presidencia de las Cámaras españolas de Comercio, por lo que se le considera un hombre cercano al régimen de Rodríguez Zapatero.


En la reunión estaban presentes los representantes de las cadenas Barceló, Grupo Riu, OHL, Meliá, Occidental, Grupo y Viajes Marsans.


Los hoteleros españoles ocupan el primer lugar en inversión extranjera en la península de Yucatán, y a nivel nacional representan el 67 por ciento de la inversión extranjera en turismo.


Actualmente operan más de 100 hoteles en México con más de 35 mil habitaciones, y se espera que en los próximos años se agreguen 27 hoteles y 12 mil 500 habitaciones.
En nombre de ese sector, Gómez Navarro demandó al Gobierno de Calderón la construcción de infraestructuras sociales en la zona maya: hospitales, escuelas, vivienda y centros de formación profesional.


Además, pidió certidumbre jurídica en la propiedad de la tierra, y que México se sume a la política de cielos abiertos, ya que es uno de los pocos países que todavía mantiene restricciones a los vuelos de diversas compañías, principalmente sobre la Ciudad de México.


También advirtió sobre la saturación de la carretera Cancún-Tulum y la necesidad de construir un nuevo aeropuerto para la Riviera Maya.  

 

Publicidad

Versión Online

 

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx