Estoy listo.- Bravo


El sinaloense asume el rol de máxima figura del Rebaño a partir del Apertura 2007

 

Ramón Estrada / Agencia Reforma

Desde su aparición en las filas del Guadalajara, Omar Bravo destacó por su carisma y potencial como goleador.


Aún así, el sinaloense siempre mantuvo una posición reservada ante la gente, sabiendo que por jerarquía, antigüedad o experiencia, otros elementos como Ramón Ramírez, Oswaldo Sánchez después y Adolfo Bautista en el último torneo, eran los encargados de llevar la estafeta de ídolo.


Hoy, ya no están ni Ramón, ni Oswaldo, ni el "Bofo", por lo que al campeón de goleo no le toma por sorpresa convertirse en la nueva figura del entorno tapatío.


"No busco eso, no sé si a mí me vean así, porque esos títulos te los pone la gente, el de ídolo, el de leyenda, pero yo sí estoy preparado para asimilar la responsabilidad de un referente, estoy listo porque con el paso de los años te vuelves en algo así, en un líder", asumió Omar.

 

¿Qué papel crees que juegue tu imagen con la gente?
"No lo sé, la gente ha cambiado conmigo, para bien por supuesto", respondió el delantero, "antes no me daban tanta bola, quizá ahora por el título de goleo se ha generado un poco el cambio hacia mí, pero yo soy feliz siempre de tener el cariño de la afición de Chivas".


No ha terminado de asimilar que Bautista se tiene que ir del equipo; sin embargo, al ser señalado por Jorge Vergara como el nuevo ídolo del chiverío, Omar no hizo más que agradecer la designación.
"Qué te puedo decir, es un honor, es un halago el que Jorge me considere para llenar ese hueco de ídolo, pero también soy un convencido de que el trabajo y el compromiso con el equipo es lo que te hace que te ganes esa imagen con la gente", explicó.


Los pies en el piso
Sensato y sincero cuando se trata de reconocer equivocaciones, las mismas de cualquier ser humano, Omar destaca que la fama debe saberse manejar.


"No te lo voy a negar, la fama te puede marear, pero yo tengo a mi conciencia en casa, en mi familia, que se encarga de ubicarme".

 

¿Quién te corrige cuando actúas mal?
"Mi hermana Daniela es la que me da mis jalones de orejas, la que me ubica cuando me descarriló, ella es la que me da mis sopes cuando se necesitan. A veces he llegado a la casa y le digo, 'oye, hazme unos huevos', me voltea a ver y me dice, '¿qué no tienes manos o qué?' Me ubica con esos detalles".


Todo basado en la educación que tuvo en su infancia, desde la familia, a la que el futbolista pone por encima de cualquier triunfo, del futbol mismo. Incluso, reconoce que de no haber sido jugador de futbol, tal vez estaría en un aula, impartiendo clases a los niños.


"Mi mamá y mi papá son maestros de primaria y secundaria, quizá a mí me hubiera gustado ser lo mismo, intenté estudiar la licenciatura en educación física, me gusta mucho la sicología y el magisterio es algo que me atrae mucho. No dudo que a lo mejor ahora estaría con el gis sobre el pizarrón".

Su lealtad Chiva


Omar se ha acostumbrado a ser el tema recurrente con su posible salida al extranjero. Sin embargo, el delantero muestra una posición distinta a la de hace un año, cuando recién llegado del Mundial manifestó su molestia con la directiva por no dejarle salir.


"A otro equipo del mercado mexicano no me iría por 10, 20 ó 30 pesos más. No me iría porque estar en Chivas es lo que te compensa el no ganar lo que pudieras ganar en otros equipos, así de fácil", aclaró.
Esa perspectiva se la ha dado, no sólo lo que ha vivido en carne propia como rojiblanco, sino el deseo que ha visto de otros por pertenecer a su equipo.


"Sé lo que es Chivas, por ejemplo, cuando voy a la Selección, muchos compañeros me dicen que les gustaría jugar acá, y es ahí cuando valoras lo que tienes, yo sé que estoy en el mejor de México, en uno de los más grandes", agregó.

 


 
 
Todos los Columnistas