Rescata la garra


Luis Homero Echeverría / Agencia Reforma


Hugo Sánchez, técnico de la Selección Nacional, aceptó que no se llegará a ese 95 por ciento de óptimo nivel dentro de la Copa de Oro que prometió desde su salida de territorio mexicano hace más de 12 días.
“El partido de Panamá y ahora (Costa Rica) fue con mucha garra, mucha entrega, mucha determinación y futbolísticamente no hemos llegado al 95 por ciento que había planeado por las circunstancias.
“En lo que sí llegamos al 100 por ciento ante Panamá y contra Costa Rica es en deseos de ganar, en determinación, en eso me sentí contento porque mis jugadores saben que a veces no se puede jugar tan bien al futbol, pero sí hay que demostrar que se quiere ganar”, sostuvo Hugo.
Espera que el entorno en Chicago sea mejor que en las sedes de Nueva Jersey y Houston, porque el problema de las canchas provocó este retraso en el desarrollo de sus ideas con el equipo. Para la mejoría también confió en la llegada del zaguero Rafael Márquez.
Dijo que la clave para imponerse a los ticos fue la paciencia frente a la desesperación que destruyó al rival.
“Costa Rica buscó imponer su estilo, pero nosotros fuimos más pacientes, ellos se desesperaron y cayeron en expulsiones, les afectó mucho esa inferioridad numérica, lo que nosotros aprovechamos”, comentó.
El dejar a Cuauhtémoc Blanco en la banca para el arranque se debió al desgaste físico que contempló para el juego y que permitía usar al ex americanista como un “revulsivo” en la segunda mitad.
“Son temas tácticos, son temas de estrategia, son temas de analizar qué es lo mejor, que juegue de inicio o de cambio. Creo que acertamos, sabíamos que Costa Rica y México iban a tener mucho roce dentro del campo y después de eso podría haber espacio para jugadores de talento, fue cuando entró Cuauhtémoc, cuando entró 'Bofo' y tuvimos la tranquilidad”, apuntó.
Cuando fue cuestionado sobre las críticas del propietario del Guadalajara y miembro de la Comisión de Selecciones Nacionales, Jorge Vergara, Sánchez se fue hacia el tema de la alineación al unísono de Blanco con Bautista.


 
 
Todos los Columnistas