Rechaza Palou sancionar a Welti


Sobre su posible renuncia dice que “no está en el pensamiento de nadie”

 

Sobre la graduación de los universitarios el próximo viernes, el rector de la UDLA aseguró que irá por obligación “y por el gusto”. Además señaló que la crisis desatada en los últimos meses en la Universidad de las Américas sólo ha provocado un desprestigio mediático, mas no académico


Selene Ríos Andraca / Héctor Hugo Cruz


Pedro Ángel Palou García rechazó que vaya a haber represalias en contra de Jorge Welti, académico de la Universidad de las Américas, quien el martes pasado pidió la renuncia del rector por el despido injustificado de 17 profesores y administrativos de la institución por se parte de una supuesta “conjura” contra la institución.
Al preguntarle si renunciará a su cargo como rector, el también escritor y miembro del grupo literario denominado crack enfatizó que esa posibilidad “no está en el pensamiento de nadie”.
—¿Va a renunciar? —se le preguntó a Palou.
—Es una pregunta que no entra al caso porque no está en el pensamiento de nadie. Es una pregunta que la tomo como una broma final de esta entrevista.
En entrevista para Cambio, Palou García aseguró que en la graduación del próximo viernes estará presente por obligación “y por el gusto” y que los medios de comunicación tendrán libre acceso a la ceremonia “para corroborar que la UDLA vive un ambiente de paz y tranquilidad”.
“Yo estaré en la graduación. Es parte de las obligaciones y parte del gusto, además de festejar con los padres de familia. Esto surgió en dos medios, se repitió en muchos blogs de estudiantes pero como ustedes saben se ha estado invitando  a todos los medios de  comunicación internos y externos. La universidad no tiene nada que ocultar y vivirá su graduación como una más”.
Para Palou, la crisis desatada en los últimos meses y consolidada el jueves 17 de mayo con el despido masivo de profesores de primer nivel de los departamentos de Economía, Ingeniería, Relaciones Internacionales y Comunicación sólo ha provocado un desprestigio mediático, mas no académico: “Esto es un capítulo de la UDLA como muchos otros que han sucedido. Incluso algunos mucho más difíciles que éste. Es un desprestigio mediático exclusivamente.  La vida de la universidad sigue normal. Tenemos más de 2 mil 700 alumnos tomando verano en plena calma como lo han constatado muchos  de ustedes en distintas visitas. El prestigio de la universidad no está en un escándalo mediático. El prestigio de la universidad está en sus académicos, en las clases, en las carreras”
Anunció que en breve la planta de profesores vacante será cubierta por pares que igualen el nivel de los  académicos despedidos que pertenecían al Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y que contaban con reconocimiento en el extranjero, o bien que los superen para no afectar el proyecto de la universidad.
Durante la charla, Pedro Ángel Palou reconoció en Jorge Welti un académico institucional que siempre ha manifestado sus inconformidades libremente. Cabe recordar que el martes pasado, el ex vicerrector de la UDLA fue entrevistado por Carmen Aristegui en su programa radiofónico “Hoy por Hoy”, y en ese espacio criticó las acciones autoritarias del rector y consideró que la universidad vive un teatro del terror. 
Para Palou la opinión de Welti obedece a que carece de información interna, ya que actualmente es sólo un académico. Por lo que, después de la graduación se reunirá con él para escuchar personalmente sus inconformidades y explicarle el punto de vista de la institución.
En respuesta a la inconformidad de Welti por el despido masivo de catedráticos, Palou narró que durante su gestión como vicerrector “tuvo que tomar decisiones, unas muy populares y unas muy impopulares.
Cuando Welti fungió como vicerrector hubo más de 500 despedidos —en 16 años— y en los últimos dos años de su gestión, la UDLA tuvo que prescindir de 34 profesores de tiempo completo: “Los hechos  hablan muy por encima de lo que hoy comente. En función de un cargo tan importante como el que tuvo, donde tenía que tomar buena parte de las decisiones duras, esto que estoy diciendo yo y que puede parecer muy fuerte es parte de la vida universitaria. Él fue 16 años vicerrector y tuvo que tomar decisiones, unas muy populares y unas muy impopulares”.
Sobre el manifiesto en su contra publicado el lunes en El Universal, Palou anunció un encuentro con los 80 firmantes del desplegado para hacerles saber los motores que impulsaron la decisión del Patronato de prescindir de la mayoría de los mejores catedráticos de la institución.
“(Los firmantes del desplegado lo hicieron) con mucho desconocimiento de la vida interna de la universidad. Nos reuniremos con la mayoría de ellos, esa es la estrategia. Platicaremos con ellos y quienes sigan pensando así con la información que el rector y la institución les dé, también es muy respetable. Nuestra función ahora es reunirnos con ellos”.
—Jorge Welti pide su renuncia en W Radio ¿Habrá represalias en contra del académico? —se le preguntó a Palou.
—No, es una persona muy institucional que lleva muchos años en la universidad. Muy respetado, incluso por mi. Que opina de manera distinta, por cierto es una discrepancia que hemos tenido hoy públicamente, pero que la hemos tenido en dos ocasiones en mi oficina durante  estos dos años. Tiene todo el derecho  y como me dijo en alguna de esas visitas en la oficina, la obligación moral después de haber sido vicerrector más de 16 años es dar su opinión sobre el curso de los acontecimientos, que es muy respetable. Lamentablemente desde mi posición hay mucha información que le falta al señor, desde hace muchos, años es sólo un académico. Al contrario, una vez que pase la graduación le explicaré desde la rectoría lo que esta pasando como se lo  hemos explicado a cualquier otra persona que se ha acercado y como lo hemos explicado a la facultad y a los estudiantes. Desde hace muchos años Jorge ha manifestado, no sólo conmigo, sino con la  rectora (Nora) Lustig en repetidas ocasiones que ya iba a salir,  se lo ha comentado a muchos miembros de la facultad. Me parece en todo caso algo que él mismo se ha creado en su propia mente y que no tiene nada que ver con la vida universitaria.

Caso Milenio

La semana pasada, la reportera de Milenio Puebla, Mónica Franco, fue retenida y luego expulsada de las instalaciones de la UDLA por filtrarse al ensayo de graduación. Y el rector explicó de la siguiente manera el episodio que sufrió la periodista en manos de los guardias de seguridad:
—El caso de la reportera de Milenio Mónica Franco…
—Ella entró diciendo que iba a deportes, haciendo su trabajo como el de ustedes y el mío. En lugar de irse a deportes entró a donde se estaban tomando las fotos. El rector se detuvo, como ahora, le respondió cuatro preguntas, a la quinta pregunta me fui a tomar mis fotos y la retiraron de la institución. Le dijeron que no podía salir por la puerta por la que entró debido a que mintió a la hora de entrar diciendo a qué iba. Fue a seguridad. La persona de seguridad dijo que falseó la información y por lo tanto la universidad se reservaba el derecho, en su caso de volverle a permitirle entrar, a menos que dijera en realidad a qué iba. Esa es toda la violencia que ocurrió.
—Se despidieron a los agentes de seguridad.
—No, ni se le dijo. Por cierto estaba ahí la jefa de prensa. Nunca se le dijo que iban a ser despedidos.  Por supuesto en ningún momento va a ser despedido una persona por dejar entrar a un reportero que dice que va a un evento. Había  un juego de los Aztequitas contra el Politécnico y con ese pretexto ella entró. Por cierto esto tampoco es algo de lo que tengamos que alarmarnos. Un reportero está haciendo su trabajo y esa es una de las mínimas argucias que tiene que hacer cuando tiene que conseguir una nota. Con profundo respeto el rector se detuvo y le dio las cuatro respuestas a las preguntas que ella me hizo. Incluso a la primera pregunta, que por supuesto después de lo que pasó no salió, es que veía un clima  en paz y que todo mundo estaba festejando. El rector le dijo que sí, están festejando y seguramente habrá gente que no esté de acuerdo como en cualquier vida universitaria

 

 

 


 
 
Todos los Columnistas