Cinco despidos más en la UDLA


Selene Ríos Andraca

 

En la Universidad de las Américas continúan los despidos injustificados. Ayer rescindieron a tres directores estratégicos de la institución y a dos empleadas del área de Tecnología, revelaron fuentes internas a Cambio. Hasta el cierre de esta edición no ha habido una postura oficial de parte de Comunicación Social.
Informantes confiables de la UDLA mencionaron a Cambio que la UDLA contrató a la empresa Guerra Castellanos y Asociados, consultora que se encargará de mejorar la relación del rector con los medios de comunicación en el Distrito Federal, sobre todo aquellos que han dado seguimiento a la crisis de la institución.
Microsoft y Sabritas son otros clientes de la empresa Guerra y Castellanos. En Comunicación Social de la UDLA, la encargada del despacho no pudo especificar si la universidad tiene o no un contrato con la consultora.
Los administrativos despedidos son: Sebastián Pérez Gómez, director de general de Planeación e Innovación; Cristina Feldman, directora Escolar y de Ayuda Financiera; Martha Fernández de Lara, titular del Departamento de Incorporación Estudiantil, Martha Pérez, del área de Tecnología; y Argentina Blanco, del área de Sistemas.
Empero, no existen argumentos para los despidos ni postura oficial. Con las nuevos destituciones ya suman más de 20 las personas quienes en las últimas semanas han sido separadas de la Universidad de las Américas.
Trascendió que habían despedido a más catedráticos, pero la información no fue corroborada por ninguna fuente de Cambio.

 

RECUADRO
Señalan autora de filtraciones
Una funcionaria de la Universidad de las Américas (UDLA) podría ser la responsable de espiar las cuentas de correo electrónico de los académicos Luis Foncerrada, Neil Lindley, Mark Ryan y Enrique Cárdenas, cuyos mensajes se publicaron en el blog “Yo soy UDLA”, con los cuales se descubrían la supuesta conjura para deponer a Pedro Ángel Palou García de la Rectoría.
El blog llamado “El Ministerio de la Verdad”, cuya autoría se adjudica un egresado de Economía de la UDLA bajo el seudónimo de “Master Zen”, hizo un rastreo de las direcciones de IP de los mensajes difundidos por Lorena Hernández, quien desde su correo electrónico envió a redacciones y otros bloggers las conversaciones privadas que sostuvieron Lindley, Ryan, Paul Rich, Cárdenas y Foncerrada, mismas que hablaban de una reunión con los despedidos, pero que Lorena Hernández interpretó como la evidencia de la conjura contra el ex secretario de Cultura de la administración de Mario Marín Torres.
El autor del blog “El Ministerio de la Verdad” concluye, después de un estudio cibernético, que los mensajes enviados por Hernández fueron redactados en una sala de computación de uso exclusivo para personal de la UDLA:
He aquí las conclusiones del blogger.
“El IP de Lorena Hernández es 140.148.202.15 de acuerdo a un mail recibido el 31 de mayo. El rastreo de dicho mail revela que proviene de la Universidad de las Américas (de hecho todos los IPs que comienzan en 140.148.*.* son de la UDLA). Debido a que el hostname de la máquina no aparece, deducimos que esos mails los mandó desde las salas de computación de la universidad. Sin embargo, ¿no se les hace extraño que una persona nacida en 1978 (como revela su e-mail) siga estudiando en la UDLA? O, ¿será que no es estudiante sino más bien empleada de allí?
“(...) Ha utilizado dos distintas IPs en sus comentarios en este blog, uno de ellos es de su proveedor de Internet, lo cual seguramente es su hogar. El otro, sin embargo, también proviene de la UDLA: 140.148.32.135. El rastreo de este IP revela un hostname de pcmendezm.pue.udlap.mx y las únicas máquinas con nombre asignado son la de los empleados de la institución.
“¿Quieren más evidencia de que nuestro amigo de verdad trabaja en la UDLA? Varios de estos comentarios hechos desde dicho IP se realizaron entre el 18 y el 29 de mayo, fechas en las cuales las salas de computación estaban cerradas por lo que la única forma de que pudo mandarlos es por medio de una computadora asignada”.
Los correos difundidos por Lorena Hernández y autora de “Yo Soy UDLA” eran en resumen: conversaciones privadas entre Lindley y Ryan, en las que hablaban de un encuentro con profesores para tratar el ante proyecto del Colegio Académico; de una aportación económica conseguida por Lindley para beneficio de la institución; de una estrategia mediática para evidenciar los errores de Pedro Ángel Palou y “el siguiente paso es terminar con Pedro”.

 

LLAMADO 1

Sebastián Pérez Gómez, director de general de Planeación e Innovación; Cristina Feldman, directora Escolar y de Ayuda Financiera; Martha Fernández de Lara, titular del Departamento de Incorporación Estudiantil, Martha Pérez, del área de Tecnología; y Argentina Blanco, del área de Sistemas. Todos ellos se unen a la lista de despedidos de la UDLA.

 

LLAMADO 2

En el blog “El Ministerio de la Verdad” se asegura qu los mensajes enviados por Hernández fueron redactados en una sala de computación de uso exclusivo para personal de la UDLA

 


 
 
Todos los Columnistas