Consideran ilegal detención de Cacho

 

Opina el abogado de Lydia Cacho


Víctor Fuentes / Agencia Reforma

 


La comisión designada por la Corte para investigar el caso Mario Marín-Lydia Cacho, afirma que el operativo para detener a la periodista en Cancún es "muestra de la descomposición que prevalece" en la Procuraduría de Justicia de Puebla, cuya titular, Blanca Villeda, defendió la actuación de sus subordinados.
"Puede sostenerse que Jesús Pérez Vargas y José Montaño Quiroz, policías judiciales de Puebla, incurrieron en contradicciones al exponer la forma en que fueron comisionados, cómo localizaron y quiénes intervinieron en el cumplimiento de la orden de aprehensión contra Lydia Cacho", dice el informe que será sometido a votación del pleno de los ministros la próxima semana.
"En opinión de los integrantes de esta Comisión Investigadora, se evidencia que en la captura de Cacho Ribeiro no participaron únicamente dos agentes de la Policía Judicial de Puebla y uno de Cancún, sino que se montó un operativo, incluso, con la participación de gente relacionada con Kamel Nacif", agrega el proyecto de dictamen.
También señala que la detención en Quintana Roo, ejecutada directamente por policías de Puebla, fue "ilegal" --aunque no señala qué ley se violó--, y asimila a una "tortura" el traslado de casi 22 horas de Cacho a Puebla por carretera.
"No debió haberse generado el traslado en los términos en que se realizó, porque, como lo relataron los testigos a los que ya se hizo referencia, la detención pareció mas un secuestro que el cumplimiento de una orden de captura legal", afirman las comisionados.
La primera comisión de la Corte que investigó este caso en 2006, concluyó que la detención y el traslado fueron legales, y puso en duda las afirmaciones de Cacho de que fue aislada en un "calabozo" cuando llegó a Puebla.


 
 
Todos los Columnistas