Puebla a la baja, por falta de políticas ambientales

 

IEn el listado de las ciudades más importantes del país


Yonadab Cabrera Cruz

 

 

/ Por la contaminación del aire, el exceso de basura, así como la falta de áreas verdes y el pésimo transporte público, Puebla ocupa el lugar 29 de las 36 ciudades más importantes del país en lo que a calidad de vida que ofrecen a sus habitantes se refiere, según una encuesta del grupo Reforma publicada el pasado domingo. Cabe mencionar, que esta encuesta fue aplicada a los ciudadanos de cada una de estas urbes, para saber como califican el nivel de vida que les brindan sus autoridades.
En lo que respecta a los poblanos, éstos calificaron negativamente el medio ambiente y la ecología en la urbe poblana, por lo que ocupa los últimos sitios a lado de Oaxaca, Veracruz y el Distrito Federal.
Según Reforma éstos son los resultados de Puebla de acuerdo a los principales servicios: en seguridad pública, se ubica en lugar 24; en calidad del aire, 28; en áreas verdes, 33; en salud, 26; y en transporte, en el lugar 31, por lo que se puede observar un rezago en estas materias, que tienen que ver precisamente con el medio ambiente y la ecología en la capital del estado de Puebla.
Tal y como lo adelantó Cambio la capital poblana enfrenta severos problemas de contaminación en el aire, debido principalmente a la falta de verificación de los microbuses que circulan por la ciudad, así como a la falta de cultura de los poblanos para depositar la basura en los cestos y así impedir que los residuos sólidos decoren las vialidades de Puebla; las autoridades municipales le atribuyeron la contaminación a la falta de educación ambiental de los poblanos.
Gerardo Ornelas Alcántara, coordinador general del Organismo Operador de Limpia del municipio dijo que la cultura para la conservación del medio ambiente es un tema nuevo en la ciudad, ya que apenas se empieza a sensibilizar a la ciudadanía, para que aprenda a reciclar la materia inorgánica que se puede reutilizar, por ejemplo, y para que la sociedad comprenda la importancia de depositar la basura en los cestos y no en la calle.
Pero ése no es el único problema de contaminación al que se enfrentan los poblanos, pues el presidente de la Comisión de Medio Ambiente del Ayuntamiento, Jesús Encinas, manifestó que aparte de los desechos sólidos, existen otros contaminantes en la ciudad, éstos son los gases que emanan de las fábricas y de los automóviles que no están verificados, sobre todo de los microbuses y camiones de carga. El regidor albiazul reconoció que estos vehículos contaminan más que las fábricas, “se debe regularizar el transporte público, pues los índices de contaminación en el aire están subiendo a consecuencia de ellos”, subrayó el panista.
Según el regidor albiazul si no se toman medidas preventivas para atacar el origen de la contaminación y el atraso en calidad de vida de Puebla, se podría llegar al grado de caos urbano como en el Distrito Federal, donde ya es imposible controlar el tráfico, los embotellamientos viales y los altos índices de contaminación.

Primer origen de la contaminación, demografía
A decir de Jesús Encinas, la explosión demográfica de Puebla se ha convertido en un problema ambiental, porque el crecimiento desmesurado de la población ha originado factores contaminantes que hasta hace unos años no se tenían contemplados, por ello, la muerte prematura del relleno sanitario de Chiltepeque, pues al incrementar el número de habitantes en la capital del estado aumenta el índice de basura que se genera.
También, por consecuencia de la demografía en Puebla han disminuido las áreas verdes, ya que la construcción de espacios habitacionales para dar hogar a las personas que migran a esta capital han ocasionado que se le robe terreno a los bosques y ecosistemas que aun figuran en la ciudad; según la Organización Mundial de la Salud (OMS) a cada habitante de una ciudad le corresponden 8 metros cuadrados y en la capital poblana sólo hay 2 metros cuadrados por cada habitante, además las diferentes administraciones municipales de Puebla han optado por vender las áreas verdes en lugar de recuperarlas, así lo dio a conocer en entrevista para Cambio Manuel Janeiro Fernández, regidor panista.
Incluso aseguró que la devastación de áreas verdes, sobre todo en la zona de La Malinche que ha sido víctima de la deforestación desmesurada ocasionará graves problemas a la ciudad, pues al no haber masas forestales el agua de las lluvias no se podrá estancar, no encontrará donde filtrarse, y correrá hasta Puebla, donde provocará inundaciones y en el caso de la montaña se iniciaría un proceso de desertización, por ello resaltó la importancia de rescatar las hectáreas de bosque en La Malinche.
Por esta razón, Martín Camacho Morales, integrante de la organización civil Huitzicoatl, cuya fundación fue para ayudar a la preservación del medio ambiente, mencionó que ya hay una policía forestal para resguardar las áreas verdes del bosque, sin embargo, dijo que hasta el momento no hay indicios de que resguarden los policías forestales la zona de la Malicnhe, y el activista social coincidió con Manuel Janeiro al decir que “si no hay árboles el agua no se puede retener lo que provoca inundaciones y que se pierda el oxigeno del aire”, refirió Camacho Morales.

Segundo factor de contaminación: falta de políticas ambientales
Según el regidor Manuel Janeiro Fernández los gobiernos estatales y municipales han fracasado en la política del medio ambiente, pues señaló que las mil 600 toneladas de basura que se generan en la capital del estado al día, no es una cifra alarmante ya que va en proporción al número de habitantes que viven en Puebla, pero manifestó que hacen falta medidas y políticas públicas para que se recicle la mayor cantidad posible de desechos sólidos, “por ejemplo, en Barcelona las empresas que se encargan de recolectar la basura en esta ciudad, reciclan el 27 por ciento de desechos que generan sus habitantes”, recalcó el regidor albiazul.
Por su parte, el integrante de la organización Huitzicoatl dijo que los programas para la recolección de basura, para el tratamiento de agua, y para la reforestación de las áreas verdes en la capital poblana no son suficientes, pues el número de habitantes es muy alto, y no lo cubre en su totalidad estos programas, por lo que subrayó que no hay políticas públicas, “la contaminación en Puebla cada vez se agudiza más, y la acumulación de basura en el relleno sanitario ya rebasó el tiempo de vida útil de Chiltepeque” señaló el activista ecológico.
Incluso, Martín Camacho afirmó que los índices de contaminación ya empiezan a repercutir en la población, ya que han aumentado los problemas respiratorios y estomacales debido al estar en contacto con agentes contaminantes, principalmente, los que se encuentran propagados en el aire.

Educación ambiental
Aunque la cultura de medio ambiente en la ciudad de Puebla éste en pañales, se ha tenido un gran avance en sensibilizar a los niños y a los jóvenes, pero el problema es con los adultos; quienes tienen costumbres muy arraigadas y es difícil hacer que cambien, pero lo importante es que la educación ecológica en la comunidad infantil ha prosperado
El regidor Jesús Encinas dijo que la culturización depende de las instancias de los tres niveles de gobierno, ya que ellos deben instalar depositar y espacios adecuados para depositar la basura y los desechos tóxicos, además deben proporcionar espacios para que se reciclen los residuos que pueden volver a ser utilizados. También destacó que se deben implementar más programas para enseñar en las escuelas, e instituciones sociales la importancia de depositar la basura en los cestos. Y aunque ya existen programas como el de “Puebla Recicla”, donde las autoridades del Organismo Operador de Limpia del municipio visitan las escuelas y mediante dinámicas instruyen a los niños en el cuidado y preservación del medio ambiente no es suficiente.
Pero como se señaló anteriormente, la generación de desechos sólidos, la deforestación desmedida, y la basura en las alcantarillas no son el único problema de contaminación al que se enfrentan los poblanos, ya que hay un factor más que puede ser peligroso. La contaminación de la atmósfera, donde se puede encontrar gas metano entre otros.

Los microbuses, principales contaminantes del aire
Jesús Encinas adelantó que los microbuses son quienes más contaminan el aire de la ciudad de Puebla, y aunque están en constantes revisiones y verificaciones no respetan los señalamientos de las medidas ambientales que deben tomar.
El regidor del PAN, Manuel Janeiro dijo que el gobierno del estado es quien se encarga de realizar la verificación a los microbuses y de sancionarlos si no están debidamente revisados, para que no contaminen, además el gobierno del estado es quien da las concesiones del servicio de transporte público, y manifestó que hay centros de monitoreo por toda la ciudad, para que se cheque el transporte público. Pero negó conocer los índices Imeca; quienes miden la contaminación del aire, pues informó que sólo el gobierno del estado tiene estos datos.
Tanto los regidores panistas, como el activista ecológico coincidieron en que urge sea implementado un nuevo sistema de transporte público alterno, ya sea un metro, un trolebús o un tren ligero, que funcionen con electricidad y no con combustibles, lo que disminuiría la contaminación en el aire, los problemas de tráfico en la ciudad, y la contaminación auditiva, ya que serían más los usuarios de este transporte.
Finalmente, Jesús Encinas confirmó que todo lo de desarrollo social, ecología, inseguridad y asistencia social es la mejor inversión que puede hacer cualquier gobierno.


 
 
Todos los Columnistas