Niega CAIP dar a conocer la bitácora de viajes de Marín

Antonio Juárez y Samuel Rangel mantienen la opacidad en el organismo

 

Selene Ríos Andraca /

 

La cerrazón de los consejeros Antonio Juárez Acevedo y Samuel Rangel provocó una confrontación abierta al interior de la Comisión de Acceso a la Información Pública (CAIP), después de que la comisionada Josefina Buxadé Castelán recriminó a ambos su negativa a revelar la bitácora que contiene los vuelos realizados por el gobernador Mario Marín Torres y el consejero jurídico Ricardo Velázquez, amparándose en argumentos falaces como la integridad y seguridad de ambos funcionarios.
Una vez más, la Comisión de Acceso a la Información Pública se apostó por la opacidad y los comisionados Rangel y Juárez hicieron suyos los argumentos de la dependencia marinista  para reservar las salidas y los destinos de Mario Marín y Velázquez Cruz.
Durante la sesión pública de la CAIP, Josefina Buxadé se enfrentó ayer a sus compañeros para que la Secretaría de Seguridad Pública entregara a una ciudadana la bitácora con los vuelos realizados por Marín y Velázquez  desde enero de 2006 hasta febrero de 2007, sin embargo, Rangel y Juárez insistieron en que la información ponía en peligro la vida del gobernador y del consejero jurídico.
La ciudadana solicitó la bitácora de los vuelos realizados por los funcionarios ya mencionados, así como las justificaciones para cada viaje, pero la Secretaría de Seguridad Pública —dependencia a la cual se le remitió la solicitud— argumentó que al  entregar el itinerario se pueden deducir patrones de ruta seguidos por el mandatario y su consejero.
Tajante y visiblemente molesta, Buxadé Castelán rechazó los falaces argumentos que otorgó la Secretaría de Seguridad Pública para negar la información, pues a su decir, ella pudo ver la bitácora y no existía un sólo patrón: “Yo esperaba que todos los lunes a las 8 saliera el gobernador de viaje, pero no fue así. Los días son distintos, las horas y destinos también. No se reflejan patrones”.
El itinerario mostrado por la Secretaría a los comisionados contenía nombres de los pasajeros y sus respectivas claves, helipuertos de salida y de llegada, con sus claves, destinos con sus claves, nombre de los pilotos, reparaciones hechas a la aeronave, modelo, motor y tipo de aeronave a nombre de la dependencia.
Pero la dependencia marinista y los comisionados se opusieron a que el organismo encargado del acceso a la información entregara el desglose de los vuelos de Marín y de Velázquez, así como los destinos de las aeronaves.  Sólo permitió que revelaran las reparaciones hechas, las características de los helicópteros y los nombres de los pilotos.
Al inicio de la sesión, el comisionado ponente, Samuel Rangel, propuso que la solicitante tuviera acceso a la lista de pilotos, a las reparaciones y a las características del helicóptero, así como los destinos.  Pero Juárez Acevedo alegó a la “congruencia”: “Si no estamos entregando las claves ni los nombres ni las claves de los destinos, tampoco hay que entregar los destinos, por un asunto de congruencia”.
Y Samuel Rangel no peleó por su propuesta y se sumó a la que hizo Juárez Acevedo, mientras Buxadé discutía con ambos que la información entregada no sería de la menor utilidad para la solicitante: “A nadie le interesa saber el número y modelo del motor, sino que la solicitante quiere saber los destinos y a dónde fueron Mario Marín y Ricardo Velázquez”.
La comisionada propuso que se testaran las claves y los nombres de los pasajeros que no fueran ni Marín ni Velázquez, pero sus compañeros dijeron simplemente que la CAIP no arriesgaría la vida de los marinistas.
Finalmente, la comisión revocó la respuesta del Gobierno del estado que entregó para el caso de los contratos de Axtel y Telmex.

 


 
 
Todos los Columnistas