Considera Ministro 'regalo' en refrendo


Pagan concesionarios de Radio y Televisión $8 mil por mantener títulos durante décadas


Víctor Fuentes / Agencia Reforma

 

El presidente de la Suprema Corte de Justicia, Guillermo Ortiz Mayagoitia, advirtió ayer que el refrendo automático para concesionarios de Radio y Televisión, les permite mantener su título durante décadas, a cambio de un solo pago de no más de 8 mil 233 pesos.


La Corte invalidó una parte del artículo 16 de la Ley Federal de Radio y Televisión, que señala que para el refrendo no será necesario someterse al proceso de licitación, previsto en el artículo 17 del mismo ordenamiento.


El artículo 17 ordena que se pagará al Estado "una contraprestación", pero este pago es la cantidad que deberán entregar los ganadores de la licitación como parte de su oferta.


"Esta parte del artículo 16 produce la consecuencia de que el concesionario a quien se le da el refrendo ya no otorga, ya no compensa, no paga ninguna contraprestación al Estado por el uso subsecuente del bien cuya concesión se prolonga", dijo el Ministro.


El único pago --8 mil 233 pesos para televisión abierta y 6 mil 665 para radio-- sería el que está previsto en la Ley Federal de Derechos por la expedición del refrendo de la concesión, es decir, por el pedazo de papel que la SCT entrega al concesionario.


"No hay ninguna correspondencia entre la magnitud del bien concesionado y el pago por la expedición del cartón que contiene el título de concesión", agregó el ministro.


La sesión plenaria fue dedicada al tema del refrendo automático, que fue atacado por todos los flancos y con los más diversos argumentos.
Genaro Góngora lo consideró violatorio de la libertad de expresión y prensa, Juan Silva y Olga Sánchez afirmaron que atenta contra el control del Estado sobre un bien del dominio público, y Fernando Franco lo definió como impreciso.


Tras considerar que es muy claro que el refrendo no es "automático", pues el Estado tiene todas las facultades para renovar la concesión, Mariano Azuela recordó un precedente del año 2000, cuando al negar un amparo promovido por Telcel, la Corte definió que los principios del artículo 134 constitucional en materia de licitación pública deben aplicar al espectro radioeléctrico.


Indicó que la comparecencia de especialistas técnicos no aclaró gran cosa a los ministros.


"Curiosamente, unos especialistas dijeron una cosa y otros dijeron la contraria, con lo que a veces duda uno de la certeza científica, porque dos científicos sostienen lo contrario", dijo.


Único opositor en el debate, Salvador Aguirre sostuvo que los concesionarios deben ser sometidos a Ley Federal de Telecomunicaciones, de aplicación supletoria a la de Radio y Televisión, donde sí se establecen una serie de condiciones y requisitos para los refrendos.

 


 
 
Todos los Columnistas