Resucita en Capitolio la reforma migratoria

Confían legisladores en que iniciativa pueda ser aprobada este mismo año


José Díaz Briseño / Agencia Reforma

 

/ Las oportunidades para que una reforma migratoria sea aprobada este año en el Senado de Estados Unidos volvieron a reactivarse ayer, luego de que demócratas y republicanos reiniciarán un debate congelado por dos semanas.
Por 65 votos contra 34, una mayoría de demócratas y republicanos aprobaron ayer reabrir el debate sobre una iniciativa de reforma migratoria bipartidista que ofrece vías para la regularizar a 12 millones de trabajadores indocumentados.
"Esta es una legislación importante. Los riesgos son muy altos para que no actuemos", dijo Harry Reid, el líder demócrata, y quien utilizó tácticas para evitar que un grupo de republicanos boicoteara el debate con un número de enmiendas interminables.
"Reid ha manipulado y abusado las reglas del Senado para que esta iniciativa pase por nuestras gargantas", dijo Jim DeMint, republicano de Carolina del Sur y quien lidera la oposición para torpedear cualquier tipo de legalización migratoria.
Aplaudida en su avance por el Presidente George W. Bush, la frágil iniciativa de reforma migratoria deberá todavía sobrevivir a 26 enmiendas que podrían alterar aún más su contenido para lograr un voto final el próximo viernes 29 de junio.
Concebido en duras negociaciones a principios de año por el demócrata Ted Kennedy y el republicano Jon Kyl, con ayuda de la Casa Blanca, el plan crearía 200 mil visas de trabajo temporal en EU sin opción a la residencia permanente.
Diversos grupos religiosos, empresariales, sindicales y de hispanos que apoyan la reforma migratoria aquí aplaudieron ayer el voto a favor de continuar con el debate del proyecto Kennedy-Kyl aunque expresaron reservas sobre el Plan de Empleo Temporal y la reunificación familiar.

 


 
 
Todos los Columnistas