Avala SCT construcción del distribuidor vial 475

 

Héctor Hugo Cruz Salazar

 

Nicolás Fueyo Mac Donald, secretario de Administración Urbana y Obras Públicas del municipio, puso fin a las especulaciones y descalificaciones hechas hacia la construcción y la seguridad del distribuidor vial 475, al presentar los resultados de los estudios hechos a la obra por parte de dos consultoras externas, además del aval al puente de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del Gobierno federal.
En rueda de prensa —a la que lo acompañó el contralor, Eugenio Mora; el director de Obras del Ayuntamiento, Gerardo Sordo; Luis Rojas Nieto, consultor de la empresa Euroestudios; y Miguel Ángel Manzanero, gerente técnico de Ictam Constructores—, Fueyo aseguró que las descalificaciones hacia la obra dogerista tenían más tintes políticos que técnicos, por lo que presentaron todas las pruebas documentales para poner fin a las mismas.
Gerardo Sordo Sáinz explicó que Ictam fue contratada para la supervisión de los trabajos y el cumplimiento de todos los parámetros de seguridad, vigentes en la normatividad respectiva; además de que la empresa Corporativo de Desarrollo estuvo a cargo de los controles de calidad.
Reveló que a principios de octubre del año anterior, se detectaron grietas en las ramas B y C, mismas que se aseguraron de forma inmediata, en tanto Euroestudios realizaba los dictámenes para determinar la solución, con lo que se reforzaron las trabes 1-2, 2-3 y 3-4.
Una vez reparados los desperfectos, las empresas supervisoras sugirieron un estudio de carga en el distribuidor, de acuerdo a los lineamientos europeos de seguridad, ya que en México no se contempla como obligatoria la comprobación, que consta de colocar dos tráileres con 100 toneladas de peso para medir las deformaciones estructurales.
El 11 de enero de este año, precisó Sordo Sáinz, se llevó a cabo la prueba, ante la presencia de representantes del Colegio de Ingenieros del Estado de Puebla, la Cámara Nacional de Empresas de Consultoría, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, el Colegio de Arquitectos, la Asociación de Empresas de la Construcción y Arquitectos del Valle de Puebla, y los presidentes de los Consejos Ciudadanos de Obras Públicas, Desarrollo Urbano, Ecología, Vialidad y Transporte.

Puntualizó que las conclusiones de la prueba de carga fueron satisfactorias, ya que la deformación de las trabes indicadas, al recibir más de 100 toneladas de peso, fue de sólo 3.61 milímetros.
Asimismo, los ensayos en las muestras de cemento y del concreto ya colado arrojaron resultados por encima de la resistencia establecida, ya que de 350 kilogramos por centímetro cuadrado que debían soportar, se registraron de 530 a 625 kilogramos; es decir, el doble de lo requerido.
Esta prueba la avaló el Instituto Mexicano del Cemento y Concreto, la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la empresa Corporativo de Desarrollo y Cemex, SA de CV, las cuales señalaron que el concreto utilizado en el distribuidor 475 cumple con todos los estándares de calidad necesarios.
Adicionalmente, el Gobierno federal, a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, informó que: “este sistema ha sido utilizado en buen número de puentes de concreto, logrando niveles de seguridad adecuados y prolongando la vida útil de los elementos, (además) el cálculo efectuado cumple con los reglamentos y la normatividad de diseño”, mediante un escrito enviado al Ayuntamiento de Puebla el 15 de enero.
“Ninguna obra está exenta de problemas durante su construcción. No obstante, nosotros hicimos todo lo que debíamos al corregir los desperfectos, por lo que nunca ha estado en peligro la seguridad de los poblanos que transitan por la zona”, recalcó Sordo Sáinz.
Por su parte, Luis Rojas Nieto, consultor de la empresa Euroestudios, expuso que la estructura tiene una deformación natural ocasionada por las condiciones del clima y otros factores, por lo que se diseñaron “juntas de dilatación”; es decir, espacios entre cada trabe que se cubrieron con cemento, lo que genera grietas que no representan ningún riesgo, pues sólo son “tapajuntas” estéticos.

Finalmente, Eugenio Mora Salgado negó que se hayan presentado vicios ocultos durante su ejecución, toda vez que personal de su área estuvo supervisando cada una de las acciones que la empresa encargada de la obra cubriera con los lineamientos de calidad, económicos y de seguridad.

 


 
 
Todos los Columnistas