Una de cada dos mujeres es víctima de violencia: Ana Tere

 

Héctor Hugo Cruz Salazar

 

La pobreza y la desigualdad tienen rostro de mujer debido a que ganan menos por el mismo trabajo realizado que los hombres y una de cada dos padecen algún tipo de violencia, por lo que es urgente emprender reformas que permitan una equidad de género, señaló la ex secretaria de Desarrollo Social del Gobierno federal, Ana Teresa Aranda Orozco.
Durante el panel denominado “Recapitulación del avance de los derechos de las mujeres en México”, organizado por el Ayuntamiento de Puebla en donde además participaron Susana Wuotto y Rocío García Olmedo, Aranda Orozco señaló que la desigualdad es una realidad en nuestro país y aseguró que la cuarta parte de las mujeres tienen que dejar su trabajo por atender su hogar.
Dijo que la ley laboral sufre anacronismo debido a que fue presentada en 1931 y no están contemplados los trabajos de medio tiempo, los cuales son una necesidad para las madres que sostienen un hogar.
Señaló que de acuerdo con estudios recientes sobre la dinámica de relaciones de hogares se reporta que una de cada dos mujeres sufre algún tipo de violencia que puede ser psicológica, verbal o sexual.
“Una de cada dos mujeres tiene más miedo de estar en su casa que en la calle porque es víctima de la violencia por parte de su pareja”, comentó Aranda Orozco.
Por su parte, Susana Wuotto, quien participó como legisladora cuando fue creado el artículo 201 de la ley electoral del estado por el que se obliga a los gobiernos a tener como máximo el 75 por ciento de puestos ocupados por personas del mismo sexo, comentó que es necesario que las mujeres aprovechen los espacios y apoyen a las mismas mujeres.

En tanto, García Olmedo expresó que México  está muy lejos de convertirse en un país de igualdad y equidad, por lo que es necesario el compromiso de los hombres y las mujeres para redefinir las políticas de género.

 


 
 
Todos los Columnistas