La Sedesol rompe relaciones con el IPV

 

Efraín Núñez Calderón

 

 

Pedro Plaza Montaño, delegado en Puebla de la Secretaría de Desarrollo Social federal (Sedesol), anunció que la dependencia a nivel nacional decidió romper relaciones con el Instituto Poblano de la Vivienda (IPV), por el cúmulo de irregularidades registradas en cuanto a la entrega de los apoyos de la federación a los damnificados del huracán Stan.
En entrevista para Cambio, el funcionario federal acusó que el IPV —que dirige Óscar Aguilar González— ha sido ineficiente e inoperante en cuanto a la entrega de estos apoyos. Como ejemplo, expuso que a los cinco meses de comenzar el programa de ayuda, el IPV aseguró haber cubierto el 49 por ciento de apoyos a los afectados; sin embargo, en una revisión realizada por la Sedesol, se descubrió que no tenía ni el uno por ciento de la cobertura.
Plaza Montaño aseguró que esta ruptura no implica dejar de atender a la población, ya que refirió que los apoyos de la federación, con relación a la vivienda, serán entregados directamente por la delegación en Puebla.
Asimismo, rechazó que exista una mala relación entre el Gobierno federal y la administración marinista, pues en su trabajo como delegado existe una buena coordinación tanto con el gobernador Mario Marín Torres, como con Alejandro Armenta Mier, secretario de Desarrollo Social (SDS):
“Sin embargo, no podemos implementar un plan de trabajo anual con un instituto que no ha podido comprobar la entrega de los recursos enviados para los damnificados. No podemos arriesgarnos a trabajar con estos antecedentes. Ésta es una postura de la Sedesol tomada a nivel nacional. Seguiremos trabajando con la Secretaría de Desarrollo Social”.
Plaza Montaño indicó que ya se le hizo saber al gobernador Mario Marín la decisión de la Sedesol. En ese sentido, aseguró que esta problemática es sólo de Puebla; es decir, que en el resto del país no se han registrado irregularidades sobre la entrega de los apoyos para damnificados por alguna contingencia:
“En ningún Gobierno estatal se han registrado estos antecedentes. Se le informó al gobernador que no trabajaremos más con el IPV; no obstante, seguiremos trabajando de manera institucional con el Gobierno del estado. El mes pasado se tomó esta decisión”.
Respecto a los ataques que tanto él como Miriam Arabian, coordinadora de Delegaciones federales, han recibido por parte de los funcionarios marinistas, manifestó que no tiene la menor intención de polemizar con estos funcionarios:
“Existen algunos funcionarios que dicen que no hay que ventilar esto; sin embargo, se trata de programas públicos. En primer lugar, la Sedesol nunca ha hecho ningún pronunciamiento que dañe al Gobierno del estado. (Éste) tiene muy buena relación con el Gobierno federal. Nunca he mencionado que tengo un problema de trabajo con el Gobierno del estado. Siempre he platicado bien con el gobernador”.

“Seguiremos denunciando”: Arabian
Por su parte, Myriam Arabian Couttolenc, coordinadora de Delegaciones federales de Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), advirtió al Gobierno marinista que, a pesar de los ataques en su contra, seguirá denunciando si existen más irregularidades por la entrega de apoyos a damnificados por el huracán Stan, en las que tenga responsabilidad la administración estatal.
En entrevista para Cambio, la funcionaria federal dijo desinteresarle que el Gobierno de Mario Marín señale que sus acusaciones contra el Instituto Poblano de la Vivienda (IPV) tienen un interés político-electoral, ya que existen evidencias fehacientes de que el material no fue entregado.
Además, destacó que este tipo de revisiones se hacen en todo el país, en estados de la República donde fueron enviados recursos para otras contingencias: “No invento nada, ahí están las toneladas de cemento echadas a perder. Que lo tomen como quieran. El federalismo no es nada más entregarles recursos, sino estar al pendiente de que sean bien aplicados”, subrayó.
Durante esta semana, los funcionarios públicos de marinismo como Javier López Zavala, secretario de Gobernación, Alejandro Armenta Mier, secretario de Desarrollo Social, y Óscar Aguilar González, director del IPV, aseguraron que las denuncias de funcionarios federales como Miriam Arabian y Pedro Plaza, sobre la responsabilidad del Gobierno estatal en la retensión de recursos del huracán Stan, se debía a una campaña de desprestigio contra la administración estatal, además de tener un interés político-electoral.
Al preguntarle si la ola de declaraciones encontradas es una muestra de la ruptura entre ambas instancias de Gobierno, la ex diputada federal panista señaló que sería lamentable que el Gobierno del estado lo piense así:
“Si el cumplir con mi trabajo es para ellos una ruptura, la verdad no entiendo. Empezaron a salir todas estas anomalías; esto no es secreto, es una información pública. Está abierto el proceso de la investigación, se hará el procedimiento, y de ahí se determinará quién es responsable. Nosotros seguiremos denunciando todas las anomalías que encontremos. Ahí están todos los documentos; hay oficios que se están pidiendo de la forma más institucional al IPV, no es algo nuevo”.
Detalló que por el momento la investigación que realiza la Sedesol es contra el IPV. Lo anterior, luego de que se hallaron las bodegas con cemento descompuesto. En ese sentido, dijo que las pesquisas surgieron después de las denuncias de algunos municipios por las irregularidades, razón por la cual la dependencia mandó personal para que corroborara si los damnificados recibieron el apoyo:
“Esto es algo que le interesa a los ciudadanos. Este tipo de investigaciones se realizan en muchos estados de la República en donde hubo este tipo de siniestros, donde la Sedesol tiene la responsabilidad, no es sólo con Puebla”.
Asimismo, aseveró que las elecciones no pueden considerar la agenda social, por lo que los damnificados de Stan no deben esperar a que pase el proceso electoral de Puebla, para que finalmente reciban los apoyos de la federación, subrayó.  

 

 

 

 


 
 
Todos los Columnistas