El marinismo da marcha atrás al proyecto Ocotlán

 

Efraín Núñez Calderón

 

La administración marinista dio marcha atrás al proyecto de extracción de agua en la comunidad de San Francisco Ocotlán con el retiro de la maquinaria y con la declaración de Javier López Zavala, secretario de Gobernación, en el sentido de que el Gobierno del estado analiza otras alternativas para dotar del vital líquido a la capital del estado.
Por su parte, Bertha Espinosa, líder del movimiento de Ocotlán “Por la Defensa del Agua”, advirtió que las comunidades de Coronango no permitirán que la administración estatal pretenda volver a extraer “sin permiso” el agua de esta zona.
Luego de que el jueves pasado la crisis del Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado de Puebla (Soapap) se agudizara con las revelaciones del acuerdo amañado para beneficiar a la empresa Chidrel —encargada de la instalación de medidores—, así como por la protesta multitudinaria de la población de Ocotlán, el gobierno flaqueó en su intentona.
En entrevista con algunos medios de comunicación, Javier López Zavala informó que el gobierno marinista analiza otras alternativas para la perforación de pozos de agua. El funcionario también reconoció que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) le devolvió a la administración estatal más de 20 millones de pesos, presupuesto que la federación invirtió para la realización del proyecto de los pozos en la comunidad de Ocotlán, perteneciente al municipio de Coronango:
“La Comisión Nacional del Agua le comunicó al Soapap que necesitaba retirar o rembolsar los recursos enviados del Gobierno federal  porque no se ha concluido la obra. Nos dijeron además que evaluarán la posibilidad del permiso.”
López Zavala dijo que se mantendrá el diálogo con los pobladores inconformes con el objetivo de llegar a un acuerdo entre éstos y el gobierno, una vez que se presenten los estudios técnicos. No obstante, Bertha Espinosa aseguró que la población no dará marcha atrás en su intentona de evitar que el agua sea extraída de su demarcación.
Por lo pronto, esta semana se tiene prevista una reunión entre los inconformes y el gobernador Mario Marín Torres, como la propia Secretaría de Gobernación acordó con los líderes del movimiento, que se apostaron a las afueras de Casa Aguayo la tarde del jueves.
Entre las alternativas para la obtención de agua, López Zavala refirió que se encuentra la zona de Cholula, sin que hasta el momento tengan un municipio en específico. Aunque insistió en que la administración estatal seguirá trabajando en la zona de Ocotlán realizando los estudios pertinentes, aclaró que no perforarán hasta que exista un acuerdo con los manifestantes.

“No habrá más
pozos”: Espinosa

Tras confirmar el retiro de la maquinaria en su comunidad, Berta Espinosa dejó en claro que las comunidades aledañas a San Francisco Ocotlán no permitirán la excavación de más pozos, y menos si el gobierno carece de los permisos necesarios como sucedió en esta demarcación.
Aseguró que el retiro de la maquinaria es una muestra de que el gobierno está cediendo ante la exigencia de la población: “Ya salió la maquinaria, creemos que se está solucionando el problema entre comillas. En la próxima reunión con el gobernador vamos a hacerle saber que el gobierno infringió la ley al cavar los pozos sin los permisos correspondientes.”
Manifestó que si después del encuentro la postura del gobierno es extraer el agua a como dé lugar, el movimiento seguirá en pie para evitarlo: “Se requiere de un Estudio de Programa Integral de la Región, porque después de esto ninguna comunidad permitirá la apertura de pozos”, sentenció.

 

 

 


 
 
Todos los Columnistas