Avalan PRI y PAN encuestas del CISO

 

Cada partido resaltó ventajas propias en otros estudios realizados

 

Héctor Hugo Cruz Salazar / Selene Ríos Andraca

 

Tras validar los resultados de las encuestas del CISO de la UAP —publicadas ayer en Cambio— respecto a las preferencias electorales y el virtual empate técnico entre el PRI y el PAN para la renovación del Congreso local, los líderes estatales de esos institutos políticos, Valentín Meneses Rojas y Rafael Micalco Méndez, aseguraron que sus partidos llevan ventaja en los distritos locales, según sus propios sondeos.
Micalco Meléndez aseguró que según los estudios demoscópicos que tiene, el PAN tendría ventaja en 14 distritos, en dos más estarían en empate técnico con el PRI, y los diez restantes serían ganados por este último partido.
Por su parte, Meneses Rojas dijo que según los resultados que ellos poseen, el tricolor tiene ventaja en 14 distritos, hay empates técnicos en tres más y los otros nueve los ganaría el albiazul.
Tanto Meneses Rojas como Micalco Meléndez señalaron que los resultados de las encuestas son sólo una “fotografía” del momento, por lo que no pueden dar por sentado que ya tienen ganada la mayoría en el Congreso.
Cabe recordar que ayer, a través de  Cambio, se informó que según la última encuesta del CISO de la UAP, si los comicios para renovar el Congreso estatal se realizaran hoy, el PAN obtendría 13 de los 26 distritos electorales, mientras que el Partido Revolucionario Institucional ganaría sólo 12 curules.

 

La “marca” va a ser
determinante: Micalco


En entrevista para Cambio, el líder de Acción Nacional reconoció que los resultados de los sondeos del CISO de la UAP son similares a los que ellos tienen, y que han sido aplicados por las empresas Gmark y Arcop:
“En nuestras encuestas tenemos mayoría en el Congreso, aunque con un distrito más de las que dicen en el CISO. La ventaja también ciertamente es mayor en la capital”.
El líder panista dijo que los buenos resultados que obtiene el PAN en las encuestas no son motivo para sentirse ganadores, pues los estudios demoscópicos son “la fotografía del día” y no van a ser los mismos resultados que en las elecciones.
Señaló que en la elección de noviembre próximo la “marca” del partido, ya sea PRI o PAN, será determinante por lo que con una buena selección de candidatos en todo el estado pueden dar un “jaloncito” para obtener el triunfo.
“Estamos trabajando con los comités para sacar a los mejores candidatos para que abanderen a Acción Nacional”.
Micalco también opinó sobre el resultado de la encuesta en cuanto a los aspirantes a la alcaldía poblana, y señaló que ciertamente Melquiades Morales Flores encabeza el sondeo por ser un personaje conocido, “pero eso no quiere decir que la gente vote por él. Si fuera así, por conocimiento, hoy Kamel Nacif sería el gobernador del estado”.
Además, indicó que el pasado 2 de julio, Melquiades Morales perdió la elección en el estado: “Ésos son datos duros y no todo es lo de las encuestas. Creo que mucho tiene que ver la marca, combinado con el candidato. A eso le vamos a poner mayor énfasis para darle un jaloncito y ampliar más la ventaja”.

 

Vamos como el halcón,
hacia arriba: Meneses

 

Entrevistado por separado, Valentín Meneses Rojas señaló que las encuestas del CISO son muy cercanas a los resultados que ellos tienen, pero que al igual que los panistas, sus sondeos le dan una mayor ventaja al PRI en preferencias en todo el estado, además de que lo ponen como ganador de 14 distritos respecto a las diputaciones federales. Además, señaló: “La mejor encuesta va a ser en noviembre, el día de la jornada electoral. A esa encuesta le apostamos”.
Dijo que su partido ha tenido un gran repunte, y que después de la unción de Beatriz Paredes como líder nacional, a través de un proceso claro y transparente, el tricolor subió cuatro puntos más.
“Obviamente esto demuestra que estamos en una etapa de reposicionamiento, ahora con el escenario de la unidad que estamos planteando. Vamos como el vuelo del halcón, para arriba. Siempre hemos remado contracorriente”, dijo.
Señaló que no les preocupa que en las encuestas se le dé ventaja al PAN, pues los sondeos los toman como material de apoyo para seguir trabajando y sobre todo para no caer en excesos de confianza, a fin de evitar perder plazas.

Reconoció que el escenario para su partido en la capital es difícil y complicado, “pero es salvable”, sobre todo después de la reconciliación entre el gobernador Marín y el alcalde Doger, que reposiciona a su partido en las preferencias electorales.

 

 


 
 
Todos los Columnistas