Cuestión de minutos, la salida de Óscar Aguilar

 

López Zavala buscó frenar la destitución del funcionario

 

Efraín Núñez Calderón

 

Fuentes del Gobierno del estado confirmaron ayer la destitución de Óscar Aguilar González del Instituto Poblano de la Vivienda (IPV), quien es investigado por la Secretaría de Desarrollo, Evaluación y Control de la Administración Pública (Sedecap), debido a las anomalías evidenciadas en esta oficina por el atraso en la entrega de los recursos a los damnificados del huracán Stan.
Sin embargo, desde la Secretaría de Gobernación, Javier López Zavala operó una estrategia para frenar la salida del funcionario, aunque se difundió la versión extraoficial de que la destitución del funcionario no pasará de este día.
Desde las tres de la tarde de ayer comenzó a circular la versión de la salida del funcionario público, y suplente en el Senado del ex gobernador Melquiades Morales Flores. Incluso, desde las oficinas de Casa Aguayo se filtró la información a algunos medios de comunicación para que asistieran a la toma de protesta del nuevo titular del Instituto Poblano de la Vivienda.
No obstante, fuentes de la Secretaría de Gobernación revelaron a Cambio que fue Javier López Zavala quien logró frenar la salida del funcionario, sentenciada —según los informantes— por el propio gobernador Mario Marín.
La intervención del secretario de Gobernación en este caso fue corroborada por fuentes de la Secretaría de Desarrollo Social, cuyo titular, Alejandro Armenta Mier, mantuvo en todo momento la versión de que Óscar Aguilar seguiría firme en su puesto.
El miércoles pasado, el director del Instituto Poblano de la Vivienda fue llamado a comparecer —por primera vez en este escándalo— ante la Sedecap para iniciar una auditoría por las acusaciones de desvío de recursos, respecto de los apoyos a los damnificados de la Sierra Norte.
Por su parte, Óscar Aguilar reconoció en entrevista que no ha comprobado la totalidad de los 83 millones de pesos que recibió de la federación para este empeño, como lo acusó el martes pasado Myriam Arabian Couttolenc, coordinadora de Delegaciones Federales de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).
Sin embargo, el funcionario marinista minimizó la falta de comprobación asegurando que en estos momentos se están integrando los expedientes con la información necesaria. Además dijo que el atraso se debe a que están trabajando los beneficiaros en la construcción de su techo, por lo que el IPV no les ha podido adelantar el apoyo económico, así como problemas burocráticos en la integración de documentos, originado por la falta de costumbre de “la gente del campo” para firmar expedientes:
“De los 83 millones de pesos que nos han entregado, no se han comprobado alrededor de 10 millones de pesos. Una vez que esté la casa terminada les haremos llegar los recursos. El 90 por ciento de los recursos han sido comprobados con la Sedesol, sin embargo, tenemos facturas de todo lo que se ha comprado. La mayor parte del recurso llegó durante 2006. Nos avisaron que el recurso sería revisado a través del programa ‘Tu Casa’, entonces se integran expedientes, eso es lo que nos atrasa.”
La Contraloría estatal decidió investigar a Óscar Aguilar, tras las acusaciones en su contra por desvío de recursos y después de recibir una petición formal de parte del Congreso del estado. Hace unos días, la delegación de Sedesol en Puebla rompió relaciones con el IPV por las anomalías registradas en la entrega de los apoyos a los afectados en la Sierra Norte.

 


 
 
Todos los Columnistas