Pospone PRI viraje hacia la izquierda

 

Debaten consejeros entre 'cederle' espacios a Acción Nacional y ganárselos al PRD

 

Claudia Salazar / Agencia Reforma

 

Los delegados a la Cuarta Asamblea Nacional Extraordinaria del PRI postergaron la decisión de ubicar al PRI como un partido de izquierda democrática.
Así, la posición de la presidenta electa del partido, Beatriz Paredes, de darle esa definición al tricolor, no se podrá aplicar en lo inmediato.
Luego de casi dos horas de debate y más de 15 oradores, los asambleístas votaron en favor de la propuesta inicial de un delegado del Estado de México, de crear una comisión que analice el planteamiento contenido en la Declaración de Principios.
El mexiquense Enrique Martínez Orta sugirió un artículo transitorio en la declaración, donde se indicara la creación de la comisión especial que profundice en la propuesta presentada y que en un plazo de seis meses presente conclusiones para que sean discutidas y aprobadas en la Asamblea Nacional Ordinaria del partido, a celebrarse a fines de este año.
"No consideramos ahora si el partido debe ser de izquierda democrática o de centro izquierda, porque no sabemos qué es. No hay necesidad en estos momentos de llegar a una conclusión, pero creo que no hay que olvidar la historia de que el PRI es un partido nacionalista, que nuestro origen es la Revolución Mexicana", dijo Martínez.
En el numeral tres, párrafo primero, de la propuesta de Declaración de Principios, se proponía definir al PRI como "un partido político cuyo ideario y vacación política lo ubican en la izquierda democrática. Es miembro de la Internacional Socialista y asume como propia su declaración de principios".
Se dio entonces un desfile de delegados para exponer su idea de qué rumbo debe tomar el PRI: si quedarse en la izquierda, en el centro izquierda, en la socialdemocracia, en el nacionalismo revolucionario, en el centro o en la democracia republicana.
Ricardo Aguilar Castilla, dirigente del Estado de México, consideró abstracto y socialmente incompresible el concepto de izquierda democrática, por lo que pidió mantenerse en la definición de un partido apegado a la justicia social.
"No somos de izquierda. ¿Quién atendería a la clase media y alta? Eso sería cederle espacios al PAN", cuestionó el dirigente en la tribuna.
La diputada Beatriz Pagés dijo que el partido ya no puede postergar por más tiempo su ubicación ideológica.
"El PRI ya no puede seguir siendo el partido gelatina, que se acomoda según los intereses del momento.
"No podemos seguir con un partido desdibujado en su ideología ni ser de centro, lo fuimos por la influencia del neoliberalismo, aliado de la tecnocracia y penetrado por la derecha, lo que nos hizo perder elecciones.
"El partido exige una definición ideológica, el PRI puede representar a una izquierda moderna, de avanzada, es momento de aprovechar el espacio que se nos abre ante un PRD anárquico, que no ofrece nada", apuntó.
El tabasqueño Carlos Miguel Ricardos se pronuncio por definir al PRI como la "tercera vía", para que siga siendo socialdemócrata y apegado a la justicia social.
José Yánez, de Veracruz, advirtió que la definición de centro es "punto muerto" en política, por lo que su estado pedía acabar con ambigüedades y ubicar al partido en la izquierda.
"En los extremos existe el Polo Sur y el Polo Norte, y en el centro está el Ecuador", dijo una de las últimas oradoras.

 


 
 
Todos los Columnistas