Cacho siempre mintió: Villeda

 

Héctor Hugo Cruz Salazar/ Edmundo Velásquez Vargas

 

La procuradora Blanca Laura Villeda Martínez dijo que los dictámenes realizados por la PGR a la grabación de la conversación del gobernador Mario Marín Torres y el empresario Kamel Nacif Borge, y el perfil psicológico de Lydia Cacho Ribeiro, son una muestra de que la periodista siempre mintió en lo que respecta a las supuestas violaciones a sus garantías durante su detención y traslado de Cancún a Puebla.
Por ello advirtió que “las mentiras” de Cacho Ribeiro tendrán implicaciones legales porque “la señora ha declarado falsamente ante diversas autoridades, ha cometido el delito de difamación en contra de las autoridades del estado de Puebla, no una sino muchas veces, es decir por supuesto que ha realizado diversas conductas ilícitas y consecuentemente hay una sanción jurídica”, dijo.
No obstante comentó que en lo particular no le interesa iniciar una nueva acción legal en contra de la periodista, aunque también reconoció que dará seguimiento hasta el final al proceso que inició meses atrás en contra de la escritora del libro Los Demonios del Edén.
Las declaraciones de Villeda Martínez se dan luego de que a través del diario Intolerancia y de Milenio Puebla se dieron a conocer documentos que presuntamente contienen los dictámenes realizados por peritos de la PGR al audio de la conversación Marín-Nacif y al perfil psicológico de Lydia Cacho.
“Creo que no se está haciendo más que corroborar lo que siempre ha dicho el Gobierno del estado y lo que en lo personal yo he manifestado. Si ustedes analizan el resultado de estos dos dictámenes con la resolución que se publicó en el diario oficial de la federación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se van a dar cuenta perfectamente de que la señora se ha conducido con mendacidad durante mucho tiempo”, dijo la procuradora.
Villeda dijo nuevamente que a las autoridades poblanas nunca se les escuchó ni se le dio credibilidad a sus declaraciones porque “hay que reconocer que ella es muy influyente, ella puede tener como amigo o  socio al señor Carlos Loret de Mora (…), pero también conoce a la fiscal de mujeres Yo he insistido en la relación de amistad que existe entre ellas  y bueno, el hecho es que yo sí creo que con ánimo vengativo por el sólo hecho de que se cumplió una orden de aprehensión en su contra”.
Dijo que en el dictamen psicológico hecho a Cacho se menciona que ésta ni siente culpa y quiere ser el centro de atención “y lo consiguió. Recuerden que yo alguna ves comenté que esperaba que tarde o temprano saliera a la luz la verdad  y está empezando a salir, eso es lo que está ocurriendo”.
Reconoció que ella tenía conocimiento del dictamen psicológico de Cacho desde el año pasado, pues la primera que habló sobre el mismo fue la fiscal de mujeres  al quejarse del mismo: “Recordarán que yo había comentado que seguramente  era adverso a la señora Lydia Cacho porque ya estaba protestando la señora Pérez y Noroña. Con posterioridad tuve oportunidad de revisar la averiguación y me percaté de la existencia de este dictamen. Sin embargo, respetuosa que soy de la ley, no comenté absolutamente nada porque se debe guardar el sigilo y la reserva de las averiguaciones. Realmente quien la empezó a filtrar y violentar este principio fue la misma fiscal”.
Finalmente concluyó: “Creo que es político y mediático, la señora lanzó una mentira a la que se le unieron intereses políticos, intereses de medios, hay que recordar que la señora es una persona que supuestamente se dedica a la protección de víctimas de delitos sexuales, yo preguntaría pues a cuántas víctimas ha protegido excepto a las que dice el señor Succar Kuri (sic). No conozco o he escuchado  que haya protegido a alguien más  y en la Procuraduría hemos protegido a cientos de mujeres. Utiliza de acuerdo a su estudio psicológico ese tipo de cosas para llamar la atención, para presentarse como víctima y al mismo tiempo como protectora. Nunca admite responsabilidades, ese el problema que tiene la señora”.

 


 
 
Todos los Columnistas