La PGR rechazó el peritaje: Xavier Olea

 

Asegura abogado que existe una segunda evaluación realizada por la UNAM

 

Selene Ríos Andraca

 

Xavier Olea, abogado de Lydia Cacho Ribeiro, explicó que la Procuraduría General de la República (PGR) rechazó el primer peritaje psicológico realizado sobre la periodista, y solicitó un segundo a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); ambos tienen la misma conclusión: la autora de los Demonios del Edén fue torturada y sometida a una situación de aflicción.
Ayer, el periódico Intolerancia publicó una valoración psicológica de Lydia Cacho, la cual, según narraron en ese diario, la sicóloga Dalia Alejandra Luna Muñoz supuestamente declaró ante la Procuraduría que la periodista “llega a tener creencias equivocadas de los eventos con ideas de referencia, que la llevan actuar con base en delirios o fantasías”. Empero, el medio de comunicación no mostró, ni hizo públicos los documentos que sustenten las conclusiones sobre Cacho. Fue Carlos Ramírez, en su columna “Indicador Político”, el primero en tratar los peritajes.
El penalista defensor de Cacho aclaró que el Ministerio Público Federal, es decir la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra Periodistas, determinará qué peritaje utilizará para el proceso contra el gobernador Mario Marín Torres, denunciado por la periodista debido a los delitos de tráfico de influencias, cohecho y violación de los derechos humanos.
La defensa de Lydia Cacho sólo investigará al interior de la Procuraduría General de la República acerca de las últimas filtraciones a los medios de comunicación, aunque no perjudican en nada la resolución de la PGR o de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
Una observación que Intolerancia omitió fue que ese mismo peritaje publicado ayer, concluye que la periodista sí fue torturada por las autoridades poblanas cuando la trasladaron de Cancún, Quintana Roo, a la capital poblana, y que durante su estancia en el Centro de Rehabilitación Social San Miguel fue sometida a una situación de zozobra.
Ante la advertencia del gobernador Mario Marín Torres, en el sentido de que el peritaje será llevado a la Suprema Corte de Justicia como prueba para demostrar que Lydia Cacho es una “alucinada”, el abogado exhortó al mandatario para presentar las evidencias que mejor le convengan en su defensa.
—¿Qué opina del peritaje presentado hoy en un medio local?— Se le preguntó a Olea.
—Hay otro peritaje, éste es el incompleto, fue el primero que se hizo. Entonces, la PGR pidió (otro) a gente de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México. Ése es el peritaje final. Ahora (el) que muestran, señala que Lydia Cacho fue torturada, y que se le puso en un estado de zozobra.
—¿Son documentos originales? ¿Cómo procederán ustedes?
—Nosotros no haremos nada. La decisión final es del Ministerio Público, no mía, ni del gobernador, ni de los abogados del gobernador.
—¿Esto complica las cosas?
—Para nada. Nosotros estamos muy tranquilos porque hay un segundo peritaje, y pues el Ministerio Público federal tendrá que valorar cualquiera de los dos. Además, el primero fue desechado.
—El peritaje será llevado a la Suprema Corte como prueba, según Marín, para demostrar que Lydia Cacho está “alucinada”.
—Es su derecho, y que lo ofrezca como prueba. No se le puede coartar ese derecho. Si lo quiere presentar, pues que lo presente. Además, la Corte está recabando todo el proceso, pruebas de todo; la Corte será la que decida si son o no procedentes.

 


 
 
Todos los Columnistas